Osakidetza incumplió la norma en la compra de suministros y medicamentos por 75 millones

Un tomógrafo TAC en el Hospital Donostia./MIKEL FRAILE
Un tomógrafo TAC en el Hospital Donostia. / MIKEL FRAILE

El Tribunal Vasco de Cuentas ve injustificados algunos contratos fraccionados y tramitaciones de urgencia que evitan los principios de publicidad y concurrencia

M.F. VALLEJOSan Sebastián

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) denuncia en su último informe que Osakidetza incumplió en el año 2015 la normativa legal de compras al adquirir medicamentos por un valor de 10,3 millones de euros y al comprar otro tipo de suministros sanitarios por otros 65,5 millones. Los responsables del Servicio Vasco de Salud han defendido este viernes que la situación «ha mejorado» respecto a ejercicios anteriores y han resaltado que la valoración general que hace el tribunal es que se ajusta «razonablemente» a la normativa.

En el comunicado publicado este viernes, el TVCP informaba de que el pasado 29 de junio aprobó por unanimidad el informe de fiscalización de la gestión económico-financiera de Osakidetza correspondiente al ejercicio 2015, así como la de Osatek -sociedad de la que el Servicio Vasco de Salud posee el 100% del capital social-. El análisis sí concluía que ambas «cumplieron razonablemente la normativa legal», pero a la vez resaltaba varias irregularidades. El tribunal destaca que se han tramitado como contratos menores adquisiciones de productos o suministros de bienes muebles - para ello se han fraccionado las compras-, «incumpliendo los principios de publicidad y concurrencia». En la adquisición de medicamentos, esta «deficiencia» se ha detectado en operaciones por valor de 10,3 millones de euros de los 22,4 millones analizados, es decir un 46%. Los responsables sanitarios han matizado este viernes esos datos, también a través de una nota. Han explicado que el Tribunal de Cuentas vasco se refiere «a la proporción sobre el total de compra menor de medicamentos», por lo que la cifra real es, según Osakidetza, «de un 3,9%».

En el resto de suministros destinados a los servicios sanitarios de la red pública en 2015, las «deficiencias» se han detectado en compras por 65,5 millones de los 80,8 millones analizados, es decir el 81,1%, según la investigación realizada por el Tribunal de Cuentas. Osakidetza también ha rebatido ese dato en su respuesta y ha dicho que el fraccionamiento en los contratos menores del resto de productos supuso el 23,3% del total de la compra en 2015, ya que el informe en este caso también «se refiere a la proporción sobre el total de compra menor del resto de productos».

El Servicio Vasco de Salud se ha defendido de la denuncia de estas irregularidades con el argumento de que las cifras que muestra el Informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas demuestran «una evolución positiva» ya que «el porcentaje de fraccionamiento de contratos menores, año a año, ha ido disminuyendo en Osakidetza». Ha puesto como ejemplo las cuentas de los años 2013 y 2014, en los que el tribunal detectó casi un 90% de las compras menores realizadas con contratos fraccionados, «un 30% de las adquisiciones totales», han detallado los portavoces del servicio sanitario.

Compra de dos TAC

El informe censura la forma en la que se compraron dos aparatos TAC de 64 cortes para diversos centros de la red sanitaria de la comunidad, una adquisición gestionada por los Servicios Centrales y adjudicada por un millón de euros. «No se justifica la tramitación por urgencia -procedimiento negociado sin publicidad-», ya que «supone una excepción a la publicidad y libre concurrencia», dice el Tribunal.

Sin embargo, los responsables sanitarios han justificado que «se hizo para poder adquirir estos dos TAC lo más rápido posible dado que así lo exigían distintas razones sanitarias». Los responsables del Servicio Vasco de Salud han explicado, además, que, a pesar de que la fórmula elegida no lo requería, solicitó oferta a cuatro proveedores en vez de a tres y adjudicó su compra a la mejor oferta recibida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos