Despedida por un mensaje en Twitter

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

El caso de la estadounidense Justine Sacco dista un trecho del mensaje de odio contra Arrimadas, pero a ella también la echaron del trabajo tras escribir en Twitter antes de subirse a un avión: «Camino de África. Espero no coger el sida. Estoy bromeando, ¡soy blanca!». Cuando 15 horas después aterrizó en Sudáfrica se le vino el mundo encima. Alguien retuiteó su comentario y recibió miles de insultos y amenazas. Perdió su trabajo, borró el tuit y pidió disculpas. «Lloré mi peso en agua las primeras 24 horas. Después me despertaba en mitad de la noche y no sabía ni quién era. Tenía un trabajo que adoraba y me quitaron todo», contó en un libro publicado hace dos años.

Fotos

Vídeos