Descontrol a la hora de seleccionar a estos líderes espirituales

Pocas figuras hay tan respetadas en la comunidad musulmana como el imán. Líder espiritual, consejero y ejemplo de comportamiento. Sus 'jutba' (sermones) de los viernes son acto obligatorio. En mezquitas pequeñas, como las alavesas, se 'pluriemplean' para enseñar árabe y el Corán a los más pequeños. «No se les exige acreditación alguna y, a veces, eso entraña problemas. Se ficha por el boca a boca», ilustran fuentes de la lucha antiyihadista. Así ocurrió en el caso de este imán. La junta directiva de la mezquita le contrató a cambio de «unos 500 euros mensuales en b, sueldo que compaginó con las ayudas sociales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos