Deja una mala crítica en TripAdvisor y se lleva un 'zasca' colosal del restaurante

«Hace unos días se fue un señor muy decepcionado de nuestro restaurante. Se le ha olvidado decir que no quería pagar»

DV

TripAdvisor se ha convertido en un auténtico escaparate para hoteles y restaurantes, debido a la gran cantidad de comentarios y valoraciones que los clientes dejan tras su visita. Gracias a esta web de viajes, nos podemos hacer una idea bastante acertada de lo que encontraremos al visitar un establecimiento. Y eso lo saben muy bien los propietarios, muchos de los cuales se esfuerzan por dar una buena imagen en la web, respondiendo de forma amable y conciliadora a las malas críticas.

Nada se dice, sin embargo, de un mal cliente. Algo a lo que el propietario de Venta Aurelio, un restaurante de Chipiona (Cádiz), ha decidido poner remedio de la forma más contundente, ante la mala crítica de un usuario que no parece ser, precisamente, el cliente ideal. Todo empezó cuando un usuario identificado en TripAdvisor como “Tomás” dejó la siguiente valoración bajo el título “muy decepcionados”:

“Fuimos a conocer la venta en familia y salimos decepcionados: comida sobrevalorada y escasa, todo bastante salado, almejas muy pequeñas para su precio en carta, calamar a la brasa con mal sabor, brasa mal hecha, choco a la plancha sin sabor, te sirven el vino en cantidad como si fuera agua, nos sirvieron la comida sin seguir orden entre los entremeses y la comida principal, y no prestaron atención suficiente y olvidaron algún plato, las patatas demasiado fritas, saladas y aceitosas”.

Ante estas palabras, la persona encargada de las redes sociales en Venta Aurelio, respondió con un “zasca” que dejaría a cualquiera sin palabras:

“Con todo el respeto y educación que se merece, permítame que le diga que usted tiene muy poca vergüenza y la cara muy dura. Usted y su familia venían a comer de gañoteo y se equivocaron de lugar. No sé si en otros establecimientos le habrán entrado al trapo, pero aquí, señor, esa forma de actuar no la contemplamos. Usted se sienta en la mesa, pide y si, por las circunstancias que sean, no le gusta determinada especialidad lo dice al momento y se le cambia por otra que sea de su agrado. Lo que no vale, es que usted y su familia se harten de comer y beber y a la hora de pagar empiece a decir tonterías para no pagar y amenazar con escribir y hablar mal de nuestro establecimiento. ESO AQUÍ NO VALE. Disfrute lo que pueda y engañe a quien se deje, que la vida son dos días”.

La respuesta fue publicada en la web de TripAdvisor y compartida en las redes sociales del local, acompañada con el siguiente texto: “Hace unos días se fue un señor muy decepcionado de nuestro restaurante. Se le ha olvidado decir que no quería pagar”. Los aplausos por esta acción no tardaron en llegar, y es que, en ocasiones, los clientes también corren el riesgo de llevarse una mala puntuación en TripAdvisor.

Fotos

Vídeos