8 cosas que debes hacer para no ponerte malo en otoño

8 cosas que debes hacer para no ponerte malo en otoño

La estación otoñal está haciendo acto de presencia en nuestros hogares, por lo que es importante prevenir y tomar determinadas precauciones

DV

La bajada de temperaturas que hemos sufrido en los últimos días ha provocado ya los primeros resfriados y, aunque vuelven a subir, el otoño ya está haciendo acto de presencia en nuestros hogares, por lo que es importante prevenir y tomar determinadas precauciones para no enfermar durante una de las épocas del año de más riesgo. A continuación, algunos consejos para evitar caer enfermo.

  • 1

Vacunas. Las personas mayores de 60 años y los niños o personas pertenecientes a grupos de riesgo deben vacunarse de inmediato contra la gripe. El resto de la población puede hacerlo igualmente en su centro de salud si así lo desea.

  • 2

Manos limpias. Los virus se transmiten, en la mayoría de los casos, con el contacto con la saliva que solemos expulsar al hablar, toser o estornudar. Dado que la mayoría de las personas se tapa la boca con las manos cuando estornuda, es recomendable lavar las manos con más frecuencia para evitar el contagio y utilizar pañuelos para no contagiar a otros.

  • 3

No fumar. Este mal hábito incrementa el riesgo de contraer un resfriado y, además, los síntomas se agravan, debido a la irritación que produce el tabaco en el sistema respiratorio.

  • 4

Ejercicio. Realizar una actividad física mejora nuestra salud en todos los sentidos, por lo que nuestro sistema inmune siempre estará más fuerte que si llevamos un estilo de vida sedentario.

  • 5

Dieta variada. Igual que el ejercicio, una alimentación sana y equilibrada nos ayudará a tener una salud más fuerte. La fruta y la verdura es indispensable para evitar caer enfermos a consecuencia de la falta de nutrientes.

  • 6

Descanso. Dormir de 7 a 9 horas incrementará nuestras defensas, ayudándonos a prevenir resfriados, gripes y catarros.

  • 7

Ambientes secos. La calefacción y otros sistemas para calentar el hogar hacen que el ambiente se reseque, haciéndonos más susceptibles a las infecciones. Para evitarlo, es necesario ventilar la casa de vez en cuando y colocar recipientes con agua en distintos rincones de la casa.

  • 8

Cambios de temperatura. Cuando se produce un cambio brusco, nuestro cuerpo necesita un esfuerzo extra para regularse, por lo que nos hacemos mucho más vulnerables a los contagios e infecciones.

Fotos

Vídeos