Cuarenta bodegas alavesas renuncian a abandonar la denominación de origen Rioja

Vendimia en Baños de Ebro. /
Vendimia en Baños de Ebro.

Alcanzan un acuerdo para colocar en sus etiquetas la zona o el pueblo donde están ubicados sus viñedos al mismo tamaño que la palabra Rioja

GABRIEL CUESTA

Más de cuarenta bodegas de la provincia de Álava, agrupadas en la asociación ABRA (Asociación de Bodegas de la Rioja Alavesa (ABRA), han anunciado este viernes que renuncian a seguir con los trámites para salirse de la Denomación de Origen Rioja y crear la marca «Viñedos de Álava». Los bodegueros alaveses han alcanzado un acuerdo para colocar en sus etiquetas, al mismo tamaño que la palabra Rioja, la zona o el pueblo en el que están ubicados la mayoría de sus viñedos.

A consecuencia de la nueva normativa, aprobada este viernes por el pleno del Consejo Regulador de Rioja, las más de cuarenta bodegas alavesas se han comprometido a paralizar la tramitación administrativa de su escisión durante dos años. Renunciarán definitivamente a sus intenciones si en ese plazo se cumplen todos los aspectos del acuerdo refrendadoahora.

‘Viñedos de Álava’

En julio del año pasado, la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) dio el primer paso ante el Gobierno Vasco para crear esta denominación propia que está impulsada por más de 40 bodegas asociadas. En su intento de buscar un nuevo ámbito de protección, determinaron iniciar los trámites administrativos necesarios para que una nueva diferenciación, que denominaron ‘Viñedos de Álava’, pueda figurar en sus botellas de Rioja Alavesa.

Sin embargo, tras la decisión alcanzada este viernes por la DOC, la situación ha cambiado porque ABRA entiende que ahora el nuevo reglamento sí le permite introducir una diferenciación en sus caldos. En un comunicado, el colectivo destaca que se han comprometido a paralizar esta tramitación durante un «tiempo prudencial» –dos años- durante la implantación de las nuevas categorías, pero sin descartar que pueda reactivarse en cualquier momento «en el caso de que no se realice adecuadamente o no responda a las expectativas y necesidades requeridas».

Novedades

El cambio aprobado este viernes supone, por un lado, que los productores puedan incorporar el municipio del que procede el vino incluso si hasta un 15 por ciento de su uva procede de pueblos limítrofes; como requisito se establece una vinculación prolongada del viñedo.

La comarca cuenta con alrededor de 13.500 hectáreas de viñedo, apenas el 20% de las plantaciones de vid que conforman la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja

Otra de las novedades es el aumento de tamaño en las etiquetas de la representación de los pueblos o de las ahora denominadas zonas; hasta ahora esas palabras podían alcanzar hasta dos tercios del tamaño que tuviera la palabra Rioja y desde ahora podrán alcanzar esas mismas dimensiones, pero no más; finalmente, los elaboradores de vinos de pueblo distinguirán estas marcas de otras.

Hoy en día, la comarca cuenta con alrededor de 13.500 hectáreas de viñedo, apenas el 20% de las plantaciones de vid que conforman la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja. Una cifra que podría situarla en una posición minoritaria respecto a Rioja Alta y Rioja Baja, las otras dos subzonas de la denominación, si no fuera porque las bodegas situadas en terreno alavés significan el 44% de todas las que producen vino bajo el nombre de Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos