Consumidores recuerdan que «es ilegal» cobrar por el envío postal de facturas en papel

DV SAN SEBASTIÁN.

La reforma de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) de 2014 prohibió expresamente el cobro por el envío postal de las facturas en papel. Sin embargo, la Asociación Vasca de Personas Consumidoras y Usuarias (ACUV) recibe todavía algunas quejas de consumidores a quienes compañías de servicios universales les cobran por esta cuestión. El colectivo recuerda así que «se trata de una práctica contraria a la buena fe e ilegal, y que la factura electrónica debe ser necesariamente autorizada por el usuario. La compañía no se la puede imponer». Así pone como ejemplo que en 2013 algunas compañías telefónicas empezaron a cobrar a los nuevos clientes que quisieran recibir las facturas mensuales en papel un euro más IVA por cada una de las mismas. Vodafone, Yoigo y Jazztel fueron las primeras y «les siguieron casi todas las demás», apuntan. El Instituto Nacional de Consumo (INC) se pronunció entonces de forma tajante: «Es una práctica abusiva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos