Consejos sobre tus neumáticos en verano que pueden salvarte la vida

La Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos recuerda la necesidad de revisar la presión de los neumáticos antes de emprender un viaje

DVSAN SEBASTIÁN

Las vacaciones de verano se acercan a pasos agigantados. Julio y agosto son los meses escogidos por los trabajadores de nuestro país para disfrutar de tan ansiado descanso estival, por ello, la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE), recuerda la necesidad de revisar la presión de los neumáticos antes de emprender un viaje, especialmente durante estas fechas.

En muchas ocasiones, los conductores suelen llevar los neumáticos con presiones inferiores a las recomendadas, lo que provoca un desgaste irregular de los mismos por los bordes. Además, llevar los neumáticos con una presión inferior a la recomendada por el fabricante incrementa el consumo de carburante de entre un 5% o un 7%, precisamente por haber una mayor superficie de fricción contra el suelo.

Por el contrario, con una presión de los neumáticos superior a la recomendada por el fabricante, disminuye la superficie de contacto con el terreno y, por tanto, es menor la adherencia de la rueda, con el riesgo que esto conlleva. En este sentido, el neumático sobreinflado sufre mayores desgastes por la zona central de la banda de rodadura.

Por otro lado, tampoco nos podemos olvidar de revisar la presión de la rueda de repuesto, que por supuesto, debe estar en perfectas condiciones.

Por tanto, siendo el neumático el único punto de contacto del vehículo con el asfalto y uno de los elementos más importantes de seguridad activa del automóvil, es fundamental llevar la presión recomendada por el fabricante tanto desde el punto de vista de la seguridad como de la eficiencia energética. Para encontrar la presión adecuada para el vehículo, se puede consultar el manual o las placas situadas en la puerta del conductor, en la guantera o en la tapa del combustible.

Es conveniente comprobar la presión de los neumáticos en frío de forma periódica (por lo menos una vez al mes) y sustituirlos cuando la profundidad del dibujo de la goma sea inferior a 1,6 milímetros o. De no ser así, es posible que los neumáticos sufran cortes, deformaciones, golpes u otros signos de desgaste.

Por último, ADINE recomienda acudir a un taller legal y especializado para realizar el adecuado mantenimiento de los neumáticos a fin de garantizar una correcta seguridad de los conductores por las carreteras españolas.

Fotos

Vídeos