La conexión de la Y vasca con Navarra quedará definida a finales de año

De la Serna, Tapia y Ayerdi, durante la comparecencia que realizaron ayer tras la reunión mantenida en Madrid.
De la Serna, Tapia y Ayerdi, durante la comparecencia que realizaron ayer tras la reunión mantenida en Madrid.

En la primera reunión a tres bandas, se descartó un tercer carril por la vía actual Vitoria-Pamplona, pero queda por decidir si la conexión será en Ezkio o en Vitoria por otro vial

IRAITZ VÁZQUEZ SAN SEBASTIÁN.

La conexión de la Y vasca con el corredor del Mediterráneo a través de Navarra quedó desbloqueada en la reunión a tres bandas que mantuvieron ayer en Madrid el Gobierno Vasco, el navarro y el central. El acuerdo entre las instituciones dejó dos propuestas encima de la mesa para la conexión entre Euskadi y Navarra: Ezkio o Vitoria. Pero con importantes modificaciones respecto a las primeras. Ahora, desde el Ministerio de Fomento deberán realizar el pertinente estudio informativo antes de finales de este año.

La primera reunión mantenida entre el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna; la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia y el vicepresidente del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, sirvió para dar la mayor celeridad posible al proyecto. Las tres partes salieron de la cumbre con el compromiso de que tras terminar con el Estudio Informativa para finales del año que viene pueda estar cumplimentada la declaración de impacto medioambiental. El último paso antes de que se puedan tramitar las obras. Aunque ayer no transcendió cuándo comenzarán los trabajos.

La primera de las opciones que se estudiará contempla la construcción de una plataforma de 76 kilómetros entre Pamplona, Alsasua y Vitoria a través de una plataforma para vía de doble ancho estándar UIC. Esta conexión entre la comunidad foral y Euskadi se realizará a través de una nueva actuación a Vitoria que irá en paralelo a la vía actual. En la reunión descartaron que se vaya a construir un tercer hilo.

En cuanto a la segunda opción, se construiría también una nueva plataforma entre Pamplona y Ezkio. Sería una vía de 50 km de una plataforma de doble en ancho estándar UIC. Sería un recorrido directo por la nueva actuación desde Ezkio y posterior enlace a través de la nueva infraestructura de la Y Vasca.

Desde el Gobierno Vasco informaron que el resultado del estudio informativo determinará qué solución ofrece las mejores garantías ferroviarias, funcionales y económicas, así como menores afecciones medioambientales.

Asimismo, tanto el Gobierno Vasco como el Gobierno de Navarra mantienen un protocolo suscrito junto con la Administración del Estado, en el que las tres partes se comprometen a definir de forma conjunta y consensuada la solución para conectar las redes ferroviarias de altas prestaciones de ambos territorios, dando así continuidad al eje Cantábrico-Mediterráneo y a la conexión con Europa.

En una comparecencia que realizaron después de la reunión, tanto Ayerdi como Tapia coincidieron en que la conexión ferroviaria de Navarra con la red europea, pasa «necesariamente por una unión directa y rápida de Navarra con la Y vasca», posibilitando, asimismo, la conexión ferroviaria de la comunidad foral con las tres capitales de Euskadi y con los puertos de Pasaia y Bilbao. Se contempla una conexión para tráficos mixtos, de mercancías y pasajeros, conforme a los estándares europeos, hasta la conexión con la red francesa a través de la Y vasca.

Además, el Gobierno Vasco y el central con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la consejera Tapia a la cabeza firmaron un convenio de colaboración para encomendar al Ejecutivo vasco las obras de la variante sur ferroviaria de Bilbao, que comenzará a construirse en 2020.

Fotos

Vídeos