Si tienes un coche de estos no pagas el impuesto de circulación

Si tienes un coche de estos no pagas el impuesto de circulación

Descubre los turismos que por sus características quedan libres de esta obligación

EL DIARIO VASCO

En un principio todos los vehículos han de pagar el impuesto de circulación, que también se conoce como Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Es una obligación que recae sobre el titular, pero el Real Decreto 2/2004 señala una serie de vehículos que por especial consideración y por no estar destinados a circular se libran de pagar dicho impuesto. Son los siguientes:

- Vehículos en situación de baja y que no sean aptos para circular.

- Vehículos que tengan un permiso puntual para circulación en carreras y otro tipo de eventos deportivos o festivos.

- Vehículos considerados de colección.

- Vehículos de organismos consulares, representación diplomáticas y todos aquellos extranjeros con más de nueve plazas.

- Ambulancia, autobuses y microbuses y aquellos vehículos destinados al transporte público con más de nueve plazas.

- Vehículos destinados al transporte de personas con movilidad reducida.

-Tractores, remolques y semirremolques que cuenten con la Cartilla Agrícola.

El resto de los vehículos que no poseen ninguna de las características antes descritas deberán pagar el impuesto de circulación.

Cuando compremos un coche de segunda mano el vendedor debería aportar el justificante del pago de este impuesto, y al cambiar el titular el año siguiente lo tendremos que pagar nosotros.

El impuesto de circulación recae sobre el titular del vehículo, independientemente de si es una persona física o jurídica. Según informa la ITV en su página web, en el Permiso de Circulación del vehículo es donde se puede comprobar quién es el titular, y a quien cada año le llegará este impuesto de carácter municipal que tiene vigencia del 1 de enero al 31 de diciembre.

El permiso de circulación es un librito de color verde, de cuatro páginas, en el que aparecen los datos del titular del vehículo y del vehículo. Entre la información que aparece tenemos la matrícula, marca, tipo, variante o versión, servicio, masa máxima, periodo de validez de la matriculación si esta no es ilimitada, fecha de matriculación, fecha y lugar de expedición, cilindrada, el número de plazas -incluso de plazas de pie, si es necesario- y, en el caso de las motocicletas, la relación entre potencia y peso.

Desde enero de 2015 aparecen también el kilometraje del vehículo y la vigencia de la ITV -para coches nuevos se omite el kilometraje-. En el caso de los vehículos usados procedentes de un país extranjero solo se incorporará esta información al permiso de circulación cuando conste en la documentación original del vehículo. Esta información aparece reflejada en los permisos de circulación de nuevas matriculaciones, cambios de titular, transferencias o duplicados.

Los precios varían según el ayuntamiento. El de San Sebastián es el que más cobra por este impuesto. Así, un vehículo tipo medio, por ejemplo, de 11 CV, pagas en el consistorio de Donostia 85,78 euros; en Madrid 59 y en Melilla 17,04. Comprueba las diferencias en este listado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos