Ciudades pensadas para ellas

El Gobierno Vasco ayudará a los ayuntamientos a incorporar la perspectiva de género en los planeamientos urbanísticos

Iñaki Arriola y Josu Erkoreka observan el documento presentado este martes.
Iñaki Arriola y Josu Erkoreka observan el documento presentado este martes. / IREKIA
GAIZKA LASA

El Gobierno Vasco ha aprobado una convocatoria de ayudas sobre urbanismo inclusivo cuyo objetivo es incorporar la perspectiva de género en el planeamiento y urbanismo municipales y garantizar, entre otras cuestiones, la igualdad de acceso de hombres y mujeres a los distintos recursos y equipamientos del territorio y el incremento de la seguridad de las mujeres en los espacios públicos.

Las subvenciones, dirigidas a los ayuntamientos, están dotadas con un total de 200.000 euros y pretenden incentivar la integración efectiva de la perspectiva de género en los planes urbanísticos municipales.

De la observación de las desigualdades detectadas en los diferentes ámbitos de actuación se deriva la necesidad de adoptar medidas concretas que contribuyan, entre otras cuestiones, a mejorar la seguridad de las mujeres en el espacio público, eliminando los puntos negros y diseñando los nuevos edificios y espacios urbanos de forma diáfana y segura.

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, ha señalado que «no es una cuestión de dinero, sino de cambio de perspectiva. De pensar y mirar de otro modo las políticas urbanísticas para avanzar en igualdad e integración; favoreciendo que nuestras calles y plazas sean lugares no discriminatorios en los que las mujeres (la mitad de la población) se sientan seguras, visibles y reconocidas en la vida diaria».

Eliminación de puntos negros

El Gobierno Vasco financiará los gastos derivados de la contratación de la asistencia técnica necesaria para la elaboración de documentos con perspectiva de género hasta un importe máximo de 30.000 euros por Ayuntamiento.

Arriola ha explicado que incorporar la perspectiva de género «se consigue con cosas tan sencillas como construir aceras anchas, iluminar bien las calles, diseñar espacios diáfanos y accesibles o tener en cuenta las necesidades de las mujeres (usuarias mayoritarias) a la hora de planificar los itinerarios y horarios de los transportes públicos».

Fotos

Vídeos