La producción científica vasca aumenta un 148% desde 2007 y sitúa a Euskadi en la quinta posición del Estado

Presentación del Informe sobre la Ciencia en Euskadi. / Irekia

EFE

La producción científica realizada en Euskadi se ha estabilizado en 2016 en torno a los 5.200 documentos científicos publicados, situación que está en consonancia con la tendencia mundial al estancamiento observada en el último año.

La situación de la producción científica en Euskadi ha quedado reflejada en el Informe sobre la Ciencia en Euskadi 2017 realizado por la Fundación Vasca para la Ciencia Ikerbasque, cuyo contenido ha sido presentado en Bilbao por la consejera de Educación del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte, y el director científico de dicha fundación, Fernando Cossio.

Pese a esta tendencia hacia la estabilización, las publicaciones científicas indexadas (aquellas de mayor relevancia y prestigio internacional que se incluyen en los índices de las principales bases de datos científicas del mundo), crecieron ligeramente del 6,55 % de 2015 al 6,61 % de 2016.

Los 5.212 documentos científicos publicados en 2016, 8 menos que en 2014, han permitido a Euskadi mantener la quinta posición en producción científica absoluta de España alcanzada en 2014, por detrás de Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Sigue creciendo el número de científicas

Entre los puntos fuertes del sistema científico en Euskadi figuran el gasto en I+D con respecto al PIB, que alcanzó el año pasado el 1,93 %, con lo que se ha situado a la cabeza de las comunidades autónomas españolas en esta materia, incluso por delante de Madrid, Navarra y Cataluña.

Otra fortaleza es su alta capacidad para atraer financiación europea del programa H2020, en libre competencia con otros países y regiones de la UE, que en 2016 alcanzó la cifra de los 303 millones de euros.

Sin embargo, esta capacidad de producción científica sigue sin traducirse, un año más, en el incremento de patentes derivadas de los resultados de las investigaciones realizadas por los científicos del sistema vasco de ciencia.

En este campo, Euskadi quedó en séptimo lugar entre las comunidades españolas en número de solicitudes con 108, muy lejos de las más de 500 solicitadas por Andalucía o las más de 450 de Madrid y Cataluña.

Esta situación empeora en el caso de las patentes solicitadas en relación a la población, donde Euskadi ha pasado en un año de ocupar el quinto puesto a descender al undécimo con casi 50 patentes por millón de habitantes.

Las empresas creadas en las universidades vascas para dar desarrollo industrial a investigaciones científicas realizadas en las mismas fue de seis en 2015, último año del que el Informe de 2017 ofrece datos.

El número de científicos investigadores a plena dedicación en Euskadi se mantuvo estable en torno a las 12.000 personas, de los cuales aproximadamente el 35 % son mujeres, pese a que sigue creciendo el número de científicas que alcanzan el doctorado.

El informe destaca también que los investigadores que trabajan en Euskadi colaboran con los principales centros de referencia científica de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

La producción científica en Euskadi estuvo impulsada, un año más por la UPV/EHU, con 3.148 documentos indexados, lo que supone el 52 % de la total, seguida de los Hospitales Universitarios de Cruces-Barakaldo y Donostia y el Donostia Internacional Physics Center y los centros tecnológicos Tecnalia e IK4.

Fotos

Vídeos