Diario Vasco
El radiotelescopio FAST.
El radiotelescopio FAST. / Afp

El mayor radiotelescopio del mundo empieza a funcionar en China

  • El objetivo de este proyecto es detectar vida inteligente extraterrestre, según Pekín

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El radiotelescopio más grande del mundo ha empezado a funcionar este domingo en el suroeste de China, en el marco de un descomunal proyecto cuyo objetivo es, según Pekín, detectar vida inteligente extraterrestre. Llamado por los científicos 'Five-hundred-metre Aperture Spherical Radio Telescope' (FAST), el telescopio se puso en marcha hacia el mediodía del domingo, según ha anunciado la agencia de noticias china.

El FAST, que presenta una apertura esférica de 500 metros de diámetro, cubre una superficie equivalente a 30 campos de fútbol, y está instalado en una zona rural de la provincia de Guizhou (suroeste), entre tres colinas kársticas. La instalación, cuya construcción empezó en marzo de 2011, costó 1.200 millones de yuanes (165 millones de euros) y supera claramente en tamaño al radiotelescopio de Arecibo, situado en Puerto Rico, que tiene un diámetro de 305 metros.

El director general de la Sociedad China de Astronomía, Wu Xiangping, declaró el año pasado a la agencia de noticias china que el alto grado de sensibilidad de FAST iba a "ayudar a buscar vida inteligente fuera de nuestra galaxia". Casi 10.000 habitantes que residen en un radio de cinco kilómetros alrededor del dispositivo de escucha tuvieron que ser reubicados más lejos para dejar espacio para el telescopio.

Cientos de miles de chinos han tenido que abandonar sus hogares en el marco de grandes proyectos de infraestructuras, como presas y canales. Gran número de ellos ha denunciado el hecho de que las compensaciones fueran demasiado pequeñas. Pekín aumenta sus inversiones en el campo de la astronomía, acelerando su programa de exploración espacial, con la intención de poner en órbita una estación permanente antes de 2020, con el objetivo, dentro de un tiempo, de enviar un hombre a la Luna.