Diario Vasco

China lanza su segundo laboratorio espacial, el Tiangong-2

Imagen del lanzamiento.
Imagen del lanzamiento. / Reuters
  • Se trata de un paso crucial para que la potencia asiática establezca una estación permanente alrededor de la Tierra hacia 2022

China ha logrado lanzar hoy su segundo laboratorio espacial, el Tiangong-2, un paso crucial para que la potencia asiática establezca una estación permanente alrededor de la Tierra hacia 2022.

Como estaba previsto, el Tiangong-2 (Palacio Celestial, en mandarín) se lanzó a las 22.04 pm (14.04 pm GMT) de este jueves desde el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el desierto del Gobi (a unos 1.600 kilómetros de Pekín).

El Tiangong-2 fue lanzado en un cohete Larga Marcha-2F, al que se empezó a inyectar propulsor el miércoles. Al laboratorio se acoplará una nave espacial tripulada que China espera lanzar el próximo mes.

"El Tiangong-2 opera con normalidad (...) La operación ha sido un auténtico éxito", aseguraron en Jiuquan los responsables del lanzamiento, en imágenes emitidas en directo por la cadena de televisión estatal CCTV. Tras algo menos de diez minutos (585 segundos), el Tiangong-2 consiguió colocarse en órbita y desplegar dos paneles solares a cada lado del módulo, para establecerse primero a unos 380 kilómetros a distancia de la Tierra, si bien se prevé que más adelante se desplace a un máximo de 393 kilómetros del planeta. A esa última distancia estará también la futura estación espacial china.

Prioridad nacional

La meteorología acompañó el lanzamiento del laboratorio, ya que, si bien un fuerte tifón azota hoy la costa oriental china, el norte disfrutó de una noche clara, una ligera brisa, algunas nubes y una temperatura adecuadas para el lanzamiento, ha señalado Yin Jie, el director de meteorología de Jiuquan.

El laboratorio llegó el pasado julio al centro de Jiuquan, donde se han ultimado los detalles para su lanzamiento. A él se acoplará la nave tripulada Shenzhou-11, con dos astronautas a bordo, que se espera que sea lanzada a mediados de octubre. Los astronautas elegidos para la misión son ambos hombres y China prevé que puedan vivir en el espacio durante 30 días -un récord para el país-, realizando una serie de experimentos desde el Tiangong-2.

El Tiangong-2 servirá de "estación" experimental, examinando los sistemas de apoyo necesarios, las funciones de mantenimiento y las capacidades de reabastecimiento de combustible para asegurar la presencia humana a largo plazo en el espacio de la futura estación.

Con la exploración espacial convertida en prioridad nacional, este año la potencia asiática acumulará una cifra récord de 20 misiones espaciales. "Hemos entrado en una nueva fase de aplicación y desarrollo", ha asegurado por su parte Wu Ping, subdirector del departamento de ingeniería del programa espacial, en declaraciones en Jiuquan recogidas por Xinhua.

Temas