Cae una red china de tráfico ilegal de angulas con 5 toneladas

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) durante uno de los registros. / EP
Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) durante uno de los registros. / EP

La Guardia Civil detiene en Asturias y Cádiz a un grupo de diez personas que ha exportado a mercados de Asia con un beneficio neto de 37,5 millones

DV MADRID.

La Guardia Civil ha asestado un nuevo golpe al tráfico ilegal de angulas, en una operación en la que ha detenido a diez personas y desmantelado un grupo dirigido por chinos asentado en España. Desde 2016, esta red exportaba este producto a mercados asiáticos, donde la anguila (ejemplar adulto de la especie) es muy apreciada, lo que le ha generado un beneficio neto de 37,5 millones. Así lo explicó en rueda de prensa el teniente coronel del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, Jesús Gálvez, acompañado de representantes de Europol, que ha coordinado la operación, y de la Autoridad de Seguridad Alimentaria y Económica de Portugal, país donde la red quiso instalarse.

Durante la operación, además de los diez detenidos -cuatro chinos, tres españoles y tres marroquíes- se han efectuado registros en inmuebles de Gijón, Piedras Blancas y Soto del Barco (Asturias), y en Algeciras (Cádiz), donde se han localizado 364 maletas preparadas para hacer llegar a China 5.000 kilos.

Gálvez explicó que la red compraba en Asturias las angulas (los españoles detenidos son los que se las vendían) y desde allí las trasladaban a Getafe (Madrid), donde tenían su base de operaciones. Los sucesivos golpes policiales les llevó a montar una base provisional en Oporto y, de hecho, varios envíos fueron interceptados en los aeropuertos de esta ciudad, de Lisboa y de Faro. Por ello, trasladaron su actividad a Algeciras. En los registros en esta localidad se han llegado a localizar contenedores de agua con más de 330 kilos de angulas vivas, dispuestas para ser enviadas a Asia, donde son engordadas. Se calcula que por cada kilo que sale de España, el beneficio de la red es de 7.500 euros.

Pese a que un convenio de la UE prohibe exportar a países terceros este producto, cada año salen de Europa de forma ilegal unas 100 toneladas, lo que supone un serio problema que está diezmando la especie. Por ello, las angulas que se recuperan son devueltas a su medio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos