La caza es el tercer deporte más practicado en España

Sólo el fútbol y el baloncesto cuentan con más aficionados

I.A.G.

La actividad cinegética es una de las aficiones más practicadas y con más tradición en España. Según el último Anuario de Estadísticas Deportivas elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, actualmente hay 332.130 cazadores federados, lo que supone el 9,3% de todas las licencias deportivas en nuestro país. Esto convierte a la caza en el tercer deporte más practicado, después del fútbol y el baloncesto, por delante de otras disciplinas tan populares como el golf, el judo o el tenis.

Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que España es uno de los mejores países del mundo para practicar la caza por las condiciones del territorio -el 80% es apto para la gestión cinegética-, las diferentes modalidades que pueden encontrar y la diversidad de especies que se pueden cazar en él. Tanto es así que, además de la gran cantidad de aficionados a esta disciplina que hay en nuestro país, cada año atrae a miles de cazadores de fuera de nuestras fronteras, la mayoría europeos.

Otro dato a tener en cuenta es que el número de clubes deportivos de caza aumentó de 5.836 a 6.295 durante el año pasado y ya representan el 9,5 por ciento de todas las agrupaciones federadas en España. Andalucía, Cataluña y Aragón son las regiones con más clubes de caza.

Si se observa la distribución geográfica, Andalucía es la comunidad autónoma con más aficionados a la caza, con 89.871 licencias, lo que se traduce en el 27% de todas las licencias federadas en España, según los cálculos realizados por Myhuntbook. Además, según han podido comprobar desde esta red social para cazadores, a partir de los datos publicados en el citado informe, la caza es el segundo deporte más practicado en esta región, sólo superado por el fútbol. En este ranking, le siguen de lejos Cataluña y la Comunidad Valenciana, con 41.648 y 38.590 licencias respectivamente. “Si se unificasen las licencias entre territorios el número de aficionados sería aún mayor, pero las diferencias en los requisitos entre comunidades es un freno para la gente que quiere practicar este deporte”, afirma Luis Pérez Ullivarri, CEO de Myhuntbook.

Según la franja de edad, las personas que más practican la caza en España tienen 55 o más años. Aunque les siguen muy de cerca los jóvenes entre los 15 y 24 años. “Los que somos hijos de cazadores acompañábamos a nuestros padres de cacería y hay que preservar esa tradición para que cada vez haya más seguidores jóvenes a este deporte”, comenta Ullivarri.

“A pesar del número elevado de cazadores federados en nuestro país y su contribución a la conservación de las especies, su hábitat y de la economía del medio rural, estos no cuentan con el reconocimiento social y económico suficiente por parte de las administraciones, que lejos de potenciar una actividad deportiva que cuenta con cientos de miles de aficionados, ponen cada vez más trabas burocráticas para poder practicarla”, se lamenta el CEO de Myhuntbook, quien añade que “en otros países de Europa donde la caza también es una tradición, las instituciones fomentan la afición y la práctica de actividades cinegéticas”.

Fotos

Vídeos