¿Tu casa se queda sola en verano? Cómo ponérselo difícil a los ladrones

Uno de los consejos más en boga en la actualidad es no informar en las redes del viaje y desactivar la geolocalización del móvil

EL DIARIO VASCO

Ahora que se está disfrutando de las vacaciones fuera de casa, o proyectando hacerlo en un futuro cercano es bueno tener en cuenta una serie de consejos para ponerselo difícil a los ladrones. Estos son algunos de ellos:

No publicar en las redes sociales información o pistas antes o durante los viajes y desactivar la geolocalización del móvil.

Tener la casa con aspecto de estar habitada durante una ausencia de larga duración. Para ello es importante no cerrar las persianas del todo, excepto si resides en una altura accesible desde la calle.

Desviar el teléfono fijo al móvil.

Cerrar la puerta con vuelta de llave, comprobar el buen estado de las cerraduras en puertas y ventanas, y asegurarse de que todos los accesos a la casa están cerrados.

Dejar las cortinas corridas para que no se pueda ver con claridad el interior de la casa.

Dejar a un familiar o amigo que viva cerca, o un vecino de confianza, una copia de tus llaves y solicitarle que pase de vez en cuando por tu casa a variar la altura de las persianas y algún detalle visible como macetas o tiestos, además de vaciar el buzón.

Instalar una cámara en la entrada de la vivienda que reconoce a personas o animales que acceden y que, en caso de reconocerlas como extraños, envía un vídeo automáticamente al propietario advirtiendo de nuestra presencia.

Colocar un dispositivo en nuestro hogar, con el que, desde el móvil, podemos subir y bajar las persianas o encender y a apagar las luces, de manera que los cacos piensen que siempre hay alguien en casa.

Instalar riegos automáticos.

No esconder llaves en el exterior (jardines, macetas, alfombras) ni dejar nada de valor a la vista.

Dejar ropa tendida.

No cortar el suministro eléctrico ya que una alarma necesita electricidad, y si alguien llama al timbre o al teléfono de casa y no los oye sonar tendrá claro que dentro tiene vía libre para robar. Mejor, desenchufar todos los aparatos que no sean necesarios.

Bajar el volumen del teléfono para que desde la calle no se oigan las insistentes llamadas sin contestar.

Evitar que los ladrones te vigilen para descubrir tus hábitos. Varía de vez en cuando tus horarios de salida y llegada a casa y vigila si algún desconocido te sigue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos