Desde el bosque de Londres hasta Leitzalarrea

Helen Read, junto un equipo de especialistas que trabajan en el principal parque boscoso de Londres, fue una de las participantes en la cita realizada en Leitza. Read repetía visita a Leitza y su hermoso bosque de Leitzalarrea. La inglesa llegó hace ya más de un década a tierras navarras con el único interés de conocer de primera mano el trabajo realizado durante generaciones por los leñadores navarros en los bosques de hayas, fresnos, robles y otros árboles. En aquella ocasión contó con la ayuda de Jose Miguel Elosegi, un experto en los árboles trasmochos de Leitza. Elosegi contaba con la inigualable ayuda de Miguel Barriola, Gabriel Saralegi y Bautista Perurena en aquel primer contacto. Los leitzarras habían aprendido desde niños las técnicas que sus predecesores habían visto realizar a su vez de los suyos. Técnicas centenarias que los especialistas ingleses y suecos querían ver cómo se realizaban, entender el por qué de su aplicación o en qué momento debían llevarse a cabo teniendo en cuenta la especie, la edad del árbol, su ubicación u otros muchos factores. La razón de aquel primer viaje desde tierras londinenses hasta Leitza era muy sencilla, «no hay leñadores que sepan realizar esas técnicas en Inglaterra, las personas que las realizaban han fallecido y ha desaparecido la transmisión del conocimiento de ese oficio». En Leitza se encontraron con un filón que quisieron exprimir al máximo. Por ello, la relación entre navarros e ingleses ha permanecido y se han repetido las visitas mientras unos y otros aprendían y mejoraban los conocimientos de estas joyas naturales que se encuentran a lo largo de las tierras de Leitza y en concreto en la zona de Leitzalarrea se muestran espectaculares.

Temas

Leitza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos