La borrasca 'Ana' empuja vientos huracanados a Euskadi

La borrasca 'Ana' empuja vientos huracanados a Euskadi

Se trata de una depresión «muy profunda» que dará lugar a un intenso temporal de viento, mar y precipitaciones en toda la península, así como en Baleares

J. PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

Llega un nuevo temporal. Esta vez no será la nieve la protagonista sino el viento. Se anuncian rachas de categoría huracanada, superiores a 120 kilómetros por hora. Los momentos más críticos llegarán a partir de la próxima noche y se mantendrán hasta primeras horas de la madrugada. Mañana, el viento dará un ligero respiro. El testigo lo recoge el mar, donde se pueden medir olas de hasta cinco metros.

Las adversas condiciones tienen su origen en el paso de un frente atlántico muy activo asociado a una ciclogénesis explosiva. La combinación de ambos elementos formará la primera borrasca, que ha sido bautizada con el nombre de 'Ana'. Se trata de una depresión «muy profunda» que dará lugar a un intenso temporal de viento, mar y precipitaciones en toda la península, así como en Baleares. La borrasca lleva el nombre de 'Ana' porque las agencias meteorológicas portuguesa, francesa y española han decidido «bautizar» a todos los fenómenos de este tipo susceptibles de causar daños significativos.

El temporal se dejará sentir de manera notable en Euskadi, donde tanto Aemet como la agencia vasca Euskalmet han activado los avisos amarillos y naranjas, en función de la intensidad del viento.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco advierte de que los momentos de mayor virulencia se darán entre las nueve de esta tarde y las tres de la próxima madrugada. El viento soplará del suroeste y puede alcanzar rachas superiores a 120 kilómetros por hora en las zonas más expuestas y 100 en la restantes. Durante el resto de la jornada estará activado el aviso amarillo, por rachas de entre 80 y 100 kilómetros.

Mañana se mantendrá el nivel amarillo por viento al que unirá el aviso por riesgo marítimo-costero y navegación para las dos primeras millas. La altura de ola significante superará los 3,5 metros durante la madrugada, si bien subirá rápidamente hasta situarse por encima de los 4 metros. Por la noche se pueden superar los 5 metros.

Hoy, el día empezará con nubes y precipitaciones escasas durante la mañana. Durante el resto de la jornada, el cielo se mantendrá cubierto y lloverá, de manera abundante y frecuente, según Euskalmet. Mañana se anuncia una jornada desapacible. «El cielo estará muy nuboso y se esperan chubascos moderados que dejarán precipitaciones abundantes y algunas tormentas y granizadas».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos