EH Bildu presidirá la comisión que investigará el fraude en los comedores escolares

EH Bildu presidirá la comisión que investigará el fraude en los comedores escolares

Ugarte liderará el foro parlamentario que se crea el jueves tras el acuerdo alcanzado por la oposición

AMAIA CHICOSAN SEBASTIÁN.

La parlamentaria de EH Bildu Larraitz Ugarte presidirá la comisión de investigación sobre el fraude en los comedores escolares que, una vez culminado el proceso judicial, intentará dirimir posibles responsabilidades políticas y evaluar el coste que el reparto del mercado concertado por siete empresas de catering durante una década supuso para las arcas públicas y para los bolsillos de las familias. Los grupos de la oposición, los que impulsaron la creación de este foro en la Cámara de Vitoria, han llegado a un acuerdo para liderar los trabajos, «marcar los ritmos, ejercer la función de control al Gobierno e intentar que la investigación resulte eficaz» y cumpla con el objetivo de esclarecer completamente por qué se produjo el fraude, que la Justicia ha castigado con una multa de más de 7,3 millones de euros.

La comisión comenzará su andadura este jueves. A las 9.00 horas, antes del pleno ordinario, los representantes ya nombrados por cada partido se reunirán en la Cámara para que la presidenta, Bakartxo Tejeria, constituya formalmente el grupo de investigación. El pacto alcanzado por EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP vasco garantizará, en la votación a mano alzada correspondiente, el reparto de los puestos de dirección del órgano parlamentario. Así, Ugarte será designada presidenta de la comisión, la responsable en último término de redactar el dictamen final que resulte de las jornadas de trabajo. La parlamentaria de Elkarrekin Podemos Edurne García ocupará la vicepresidencia y la representante popular Juana Bengoechea completará, al frente de la secretaría, el órgano rector del foro.

El acuerdo alcanzado entre los tres partidos de la oposición, según fuentes consultadas, busca «evitar dilaciones» en los trabajos de investigación, conferir «ritmo» a las reuniones, ejercer la función de «control al Gobierno» y ser «eficaces» a la hora de conseguir el objetivo de esclarecer completamente los hechos y depurar las responsabilidades políticas que se pudieran derivar de la acción de los responsables que entre 2003 y 2014 estuvieron al frente del Departamento de Educación.

El consenso entre EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP busca «garantizar la labor de control al Gobierno» COMISIÓN

Ugarte será la encargada de redactar el dictamen final de la comisión, una vez acaben los trabajos PRESIDENCIA

PNV y PSE se mostraron críticos con el foro al ver «intencionalidad política» para «desgastarles» GOBIERNO VASCO

Una vez constituida la comisión, los grupos definirán el objetivo específico de la comisión, consensuarán el calendario de sesiones y propondrán las comparecencias que consideren oportunas para clarificar completamente la responsabilidad que los propios tribunales confieren a los gobiernos vascos de turno por su «inacción» a la hora de frenar la actuación irregular de siete empresas que año tras año se adjudicaron los mismos lotes de comedores escolares sin competencia. La resolución de la Autoridad vasca de la Competencia que consideró probado el reparto del mercado e impuso una multa de 18 millones de euros a las siete empresas implicadas fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que no obstante rebajó un 60% la sanción al otorgar cierta responsabilidad en la actuación al Ejecutivo vasco por su falta de «reacción, indagación o denuncia». El Tribunal Supremo, última instancia judicial, validó la sentencia al no admitir a trámite el recurso de casación presentado, al menos, por cuatro de las empresas.

Reticencias

Una vez finalizado ese recorrido judicial que ha confirmado la actuación irregular de las empresas de catering condenadas, la comisión parlamentaria -según alegaron los partidos impulsores- pretende «llegar al fondo del asunto», conocer «por qué sucedió y qué daño ocasionó a las arcas públicas» y «revisar el actual sistema» de gestión de los comedores escolares en la red pública.

Los partidos que comparten el Gobierno Vasco, PNV y PSE, cuestionaron en su día la efectividad de dicha comisión, ante la que se posicionaron con una abstención crítica. Los nacionalistas, que estarán representados por Mikel Arruabarrena y David Latxaga, ven un intento de «desgastar» al Ejecutivo y «manchar» la política vasca con un caso cuya «responsabilidad exclusiva» es de las empresas. Y los socialistas, cuyos portavoces serán José Antonio Pastor y Natalia Rojo, dudan de que la comisión pueda dilucidar nada «más allá» de lo resuelto hasta ahora por los tribunales, y observan detrás del foro intencionalidad política.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos