'Babytuber' multimillonario con seis años

Ryan, con su madre, se dispone a analizar un juguete.

Ryan factura once millones de dólares probando juguetes en YouTube, donde tiene diez millones de seguidores

J. MIKEL FONSECA

Ryan es el típico niño de seis años. Le gusta jugar con sus coches de juguete, ver dibujos animados, ir al parque con sus padres y a veces hace alguna trastada. Ah, y factura 11 millones de dólares al año con sus vídeos de YouTube. Recientemente, Forbes ha elaborado una de sus célebres listas, esta vez de los 'youtubers' mejor pagados, y la sorpresa la ha dado el pequeño Ryan, protagonista de un canal homónimo, colándose en la novena posición de un ranking copado por 'gamers' y bromistas. Según la revista, los diez primeros de la lista generaron 127 millones de dólares, un 80% más que en 2016.

El de Ryan es un caso excepcional. Mientras que el resto del ranking son lo que se conoce como 'youtubers', es decir, que se dedican profesionalmente a crear vídeos, el pequeño millonario comenzó su andadura cuando tenía tres años, como un juego. Quería imitar a sus héroes de internet, a los que veía a todas horas. Sus padres apoyaron la iniciativa. Hoy cuenta con más de 10 millones de seguidores.

En la mayoría de sus vídeos, Ryan abre juguetes y comparte su opinión. Fue su reacción ante una regalo de su madre -en el vídeo, abre un paquete en forma de huevo con más de 100 coches de juguete en su interior- con lo que comenzó a hacerse famoso. Un 'clip' que hoy tiene más de 800 millones de reproducciones, aunque tiene otros que superan los mil millones. Y, a pesar de que aún no pronuncia correctamente algunas palabras, el nombre del juguete y su marca queda siempre muy claro en el título del vídeo, al que suele acompañar un enlace de compra.

En España también despuntan algunos menores que han comenzado a hacer sus pinitos en la red de vídeos, aunque su difusión no alcanza la de sus homólogos estadounidenses

Sus padres aseguran que Ryan es capaz de compatibilizar la guardería con ser una estrella, ya que solo graban los fines de semana, y que dejarán de hacerlo en el momento «en el que deje de ser divertido para él». Una conjunción de viralidad y algoritmos es el responsable del éxito de este crítico de juguetes, sin desmerecer esa cara angelical que acapara la cámara. «Youtube premia con una mayor difusión a los vídeos se ven hasta el final. Y un niño se puede pasar horas sin parar viendo juguetes en una 'tablet'», explica Josh Cohen, analista de la industria y fundador de la web especializada TubeFilter. «Y sus padres saben lo que hacen. Le dan juguetes que le gustan, pero también aquellos que son populares en la red».

Pequeñas estrellas

En España también despuntan algunos menores que han comenzado a hacer sus pinitos en la red de vídeos, aunque su difusión no alcanza la de sus homólogos estadounidenses. 'La Diversión de Martina' es uno de los más populares de habla hispana, con más de un millón y medio de suscriptores. Sus vídeos retratan el día a día de una preadolescente: ir a clase, jugar con sus amigas o preparar dulces. 'Los juguetes de Arantxa' tiene un planteamiento muy similar al de Ryan, aunque la protagonista es la alicantina Arantxa y supera el millón de fans. Por su parte, los hermanos Mikel y Leo, catalanes de 7 y 4 años respectivamente, cuentan con 675.000 seguidores en su canal de MikelTube, además de su propia tienda de merchandising. 'Pino', 'Lucas Fos' o 'Los mundos de Nico' son otros canales de éxito protagonizados por menores españoles.

Temas

Youtube

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos