Autoescuelas alertan del «tapón» que generará la huelga de examinadores

A partir del 4 de septiembre el paro será indefinido, lo que dejará a cientos de alumnos sin la posibilidad de hacer el examen práctico

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

Los examinadores de tráfico amenazaron recientemente con convocar una huelga indefinida a partir del 4 de septiembre por lo que consideran «incumplimientos y engaños» de la Dirección General de Tráfico (DGT) y esta semana han anunciado que llevarán adelante su órdago. Esta decisión afectará a cientos de alumnos en Gipuzkoa, que seguirán sin poder presentarse al examen práctico de conducir. «Desde que se inició la huelga el pasado 2 de junio calculamos que unos 845 alumnos no se han podido presentar al examen, lo que está provocando un tapón enorme que se agravará con la huelga de septiembre», señalan desde la Asociación de Autoescuelas de Gipuzkoa.

Tras una primera jornada de huelga a primeros de junio, desde mediados del mes pasado los examinadores han secundado paros los lunes, martes y miércoles de todas las semanas porque, entre otras cosas, aseguran que llevan diez años de espera de un complemento específico acorde con las características del puesto. Es decir, «elevada complejidad técnica, peligrosidad, penosidad y gran responsabilidad dentro de la seguridad vial».

Según la DGT, los paros han provocado hasta la fecha la suspensión de más 31.000 exámenes (de los cuales casi 800 se han producido en Gipuzkoa), motivo por el que la Confederación Española de Autoescuelas ha pedido a los examinadores que desconvoquen la huelga.

Los examinadores afirman que llevan diez años a la espera de un complemento salarial

Mientras, el Consejo de Ministros acordó el pasado viernes la creación de una especialidad de Tráfico para dar solución a los problemas de escasez de examinadores y la convocatoria de 505 plazas antes de fin de año. Una medida que no ha convencido a los examinadores por considerarla «insuficiente» y que ha precipitado que la huelga de tres días por semana que están llevando a cabo hasta el 31 de julio se convierta en indefinida a partir del 4 de septiembre (puesto que en agosto no hay exámenes).

Continúa la reivindicación

La huelga de examinadores de Tráfico sigue por tanto adelante pese al «enorme perjuicio» que está causando desde hace semanas a los aspirantes a obtener el carné de conducir, ya que el conflicto está provocando un «tapón colosal» de retrasos de pruebas, tal y como ha denunciado la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). Un punto en el que coinciden de pleno desde la Asociación de Autoescuelas de Gipuzkoa, aunque reconocen que los examinadores «tienen todo el derecho del mundo a hacer esta huelga porque la Administración no está respondiendo a sus demandas».

Desde la CNAE consideran que disolver ese «tapón» llevará meses, por lo que urgen a la Asociación de Examinadores de Tráfico a desconvocar cuanto antes la huelga, especialmente después de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros de crear una especialidad de Tráfico y aprobar la convocatoria de 505 plazas, 70 de ellas de acceso libre.

Por su parte, el gerente de la autoescuela donostiarra Aragón, Alberto Aragón, considera que en Gipuzkoa hay dos problemas desde hace tres años aproximadamente. «Hasta entonces había ocho examinadores y ahora hay solo cuatro porque no se han repuesto las plazas de quienes se han ido jubilando y la capacidad de trabajo, por tanto, se ha rebajado».

«Me matan el negocio»

En la autoescuela Aragón el último alumno que se examinó del carné de coche lo hizo el 22 de junio, mientras que de moto fue hace más de un mes: el día 12 de junio. «No me extrañaría que la huelga se extendiese, aunque creo que cada día de paro cada examinador deja de ganar unos 80 euros, así que espero que lleguen a un entendimiento porque ahora mismo perdemos todos: los examinadores, las autoescuelas y los alumnos».

Aragón afirma tener muchos alumnos esperando para hacer el examen. «Desde que empezó la huelga calculo que al menos una treintena. Las clases prácticas ya ni las hacen porque saben que luego no se van a a poder examinar, o lo van a tener muy difícil».

Las autoescuelas esperan que se llegue a un acuerdo «porque ahora perdemos todos»

El gerente de esta autoescuela afirma que este paro «nos está ocasionando pérdidas muy grandes porque los gastos por abrir la persiana rondan los 10.000 euros». Aragón explica que una autoescuela es rentable cuando los coches están en marcha; si están parados «palmas pasta», se lamenta en una pausa más larga de lo habitual entre clase y clase. «Lo normal es que tenga ocho clases al día, pero ahora solo tengo dos; una por la mañana y otra por la tarde».

«Las empresas que tienen asalariados lo están pasando muy mal», abunda Aragón. «Nosotros somos una familia de autónomos y nos podemos entender, pero el resto tiene más complicado capear este temporal. No soy quién para determinar si la reivindicación es justa o no, lo que sí sé es que «me está matando mi negocio».

LA CIFRA

845
Alumnos.
Se calcula que no se han podido presentar al examen práctico en Gipuzkoa desde que empezó la huelga el 2 de junio. Los examinadores de Tráfico la habían convocado de manera temporal hasta el 31 de julio, pero a partir de septiembre será indefinida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos