Una ciudad de Australia bautiza sus calles con nombres de Juego de Tronos

Nick Briggs

Los vecinos de un nuevo barrio viven en Snow, Winterfell, Stannis, Greyjoy, Baelish y Tywin, pero han rechazado Lanister

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

¿Qué tal vivir en Winterfell?

La ciudad australiana de Geelong tiene apenas 24 años de existencia y ya ha recibido la atención de la prensa internacional tras homenajear los personajes de la famosa serie Juego de Tronos. Ubicada en el sureste de Australia, cuenta ahora con un nuevo barrio en el suburbio que tiene las calles bautizadas con los nombres Snow, Stannis, Winterfell, Greyjoy, Baelish y Tywin.

La curiosa decisión ha sido llevado a cabo por los desarrolladores de la urbanización Charlemont Rise debido a la falta de propuestas. El administrador del proyecto, Gary Smith, ha declarado que la inspiración sobre la serie ha venido tras no encontrar ideas originales para nombrar las calles de una ciudad "tan grande" (alrededor de 180.000 habitantes). "Tienes que pensar en nombres originales, hemos tenido muchos nombres rechazados. Por eso encontramos una solución con el Juego de Tronos", ha afirmado.

Smith ha añadido que la calle más popular es Snow, nombrada por los fans de Jon Snow, pero que han cometido un equívoco en esta via. "El único error es que hemos nombrado Snow a una calle pequeña. Pensábamos que Jon Snow estaba muerto, pero ha resucitado en la nueva temporada. Es el favorito entre los vecinos, deberíamos haber puesto su nombre en una avenida", lamenta el administrador.

Los Lannister, rechazados por incesto

¡Verguenza! ¡Verguenza!

Otra polémica desatada con la serie ha sido con los Lannister. A los vecinos no les ha hecho ninguna gracia vivir en la calle con el nombre de una familia que ha practicado incesto. Aunque la serie se trate de una ficción, la comunidad ha comprendido que la relación amorosa entre los hermanos Lannister no es una buena referencia. Otra administradora de la urbanización, Laurinda Gardner, ha defendido que los nombres de las calles "no deben ser perjudiciales a los valores tradicionales de la comunidad".

Smith ha intentado mitigar la polémica cambiando la denominación, pasando a llamarse Calle Lannaster, pero la propuesta ha sido rechazada y ha tenido que bautizar la calle con un nombre ajeno a la serie, Calle Recinto. El administrador ha garantizado que no ha tenido ninguna otra queja sobre el nombre de las calles.

Fotos

Vídeos