La pericia de un chófer de autobús para pasar entre dos enormes paredes de nieve

El chófer del autocar logra pasar el singular desfiladero en un paraje del Pirineo catalán que sufre una increíble nevada

EL DIARIO VASCO

¿Te imaginas viajar apaciblemente en un autobús sentado bien calentito gracias a la calefacción a tope observando un idílico paisaje nevado y de pronto ver cómo el autocar va a quedar engullido entre dos enormes paredes de nieve? La angustia y la sensación de claustrofobia se apodera de uno.

Que se lo pregunten a los viajeros de un autobús que circulaba por el Pirineo catalán. Dentro se encontraba un grupo de niños que había estado esquiando en La Molina y se dirigía a su hotel, en Coll de la Creueta, dirección Castellar de N’hug. La compañía del autocar ha colgado en las redes sociales un vídeo que rápidamente se ha convertido en viral. En las imágenes se puede comprobar cómo el chófer conduce lentamente por la calzada siguiendo las indicaciones que le dan desde el exterior para poder cruzar a ras de los dos muros, más altos que el propio vehículo. Mide casi cuatro metros de alto y 2,60 de ancho, 3 metros si incluimos los retrovisores. Al final pasa el singular desfiladero sin problemas, para satisfacción y alivio de los pequeños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos