Un armador intenta llevarse su barco de La Naval por la fuerza

El buque cablero 'Living Stone' se encuentra en pleno proceso de construcción. /
El buque cablero 'Living Stone' se encuentra en pleno proceso de construcción.

La Ertzaintza detuvo de madrugada a varios empleados de la compañía cuando ya habían soltado los amarres del buque

MANU ALVAREZ

La Naval de Sestao, sumida en una profunda crisis que la ha colocado al borde mismo de la quiebra, ha vivido en la pasada noche una escena más propia de un sainete que de cualquier otra cosa. Varios empleados de la compañía holandesa Tideway han tratado de llevarse por la fuerza el buque cablero 'Living Stone' que la compañía encargó al astillero vizcaíno y que aún se encuentra en pleno proceso de construcción y no ha sido terminado. La Ertzaintza ha identificado a las personas que trataban de sacar el buque como empleados del armador holandés.

La señal de alarma la lanzaron a primera hora de la madrugada miembros del servicio de vigilancia del astillero, que en una de sus rondas se dieron cuenta de que el 'Living Stone' había comenzado a separarse del muelle en el que estaba atracado y sus estachas -los cabos que le unían a tierra- habían sido soltados. También pudieron comprobar que había algunas personas en el buque, por lo que dieron aviso inmediato a la Ertzaintza y a la dirección de La Naval.

Se da la circunstancia de que el buque no tiene aún capacidad para navegar -aún le quedan seis meses de trabajo para estar terminado-, lo que da a entender que quienes realizaban la operación esperaban la llegada de algún remolcador. Todo apunta a que el armador del buque decidió ayer sacar el buque del astillero para terminarlo en otra parte, ante la inminente presentación de un procedimiento concursal por parte de La Naval.

La dirección del astillero y el armador del buque habían mantenido intensas negociaciones hasta ayer, precisamente porque Tideway exigía sacar el barco de La Naval, por temor a que el procedimiento concursal prolongue aún más la terminación del mismo. Astillero y armador no habían llegado aún a un acuerdo sobre las condiciones en las que podía producirse esta entrega anticipada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos