La antigua central nuclear de Lemoiz se convertirá en una piscifactoría

La central nuclear de Lemoiz, abandonada desde hace 40 años. /
La central nuclear de Lemoiz, abandonada desde hace 40 años.

La actividad acuícola arrancará en febrero en Euskadi con la producción de mil toneladas de mejillón en el polígono marino de Mendexa

IZASKUN ERRAZTI

Las instalaciones de la central nuclear de Lemoiz, abandonadas desde hace cuarenta años y prácticamente en estado de ruina, acogerán una piscifactoría que podría destinarse a la producción de especies planas como el lenguado y el rodaballo, de salmón, trucha e incluso langostinos y gambas con tecnologías de recirculación de agua, según ha anunciado la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia. No obstante, la actuación, supeditada a que el Gobierno Vasco recupere los terrenos cedidos a Iberdrola para la construcción de la planta, tardará entre cuatro y seis años en ser una realidad.

Las inversiones previstas en Lemoiz serán millonarias, ya que sólo el acondicionamiento del terreno exigiría entre 18 y 25 millones de euros. El montaje de la futura factoría podría absorber entre 25 y 80 millones, en función del tamaño, según ha explicado el director de Azti, Rogelio Pozo, que ha acompañado a Tapia en la presentación del plan, una de las patas de un proyecto estratégico de acuicultura que contempla la creación de infraestructuras terrestres y marítimas «para facilitar la implantación de proyectos industriales».

Inversores franceses y noruegos se han interesado ya por el proyecto diseñado para la nuclear que, si se cumplen las previsiones, podría funcionar a pleno rendimiento en nueve años. El grado de ocupación del futuro parque acuícola, que podría oscilar entre 4 y 5,5 hectáreas, determinará el número de empleos, aunque las cifras que se manejan hablan de entre 350 y 550.

Mil toneladas de mejillón

Antes de que la antigua planta de Lemoiz eche a andar como piscifactoría, concretamente a principios de la próxima primavera, arrancará la producción en el polígono marino de Mendexa, entre Ondarroa y Lekeitio, la primera experiencia en materia de acuicultura que se desarrollará en la comunidad autónoma. La ocupación total será de 554 hectáreas, de las que 214 se destinarán a producción, y se instalarán tres empresas, Matxitxako Moluskoak, Angulas de Aguinaga y la gallega Rinamar, que van a copar el cien por cien del espacio.

Matxitxako Moluskoak, participada por diversos socios del sector pesquero como Arrankoba, Itsaskorda, cofradías de Lekeitio, Ondarroa y Gipuzkoa, y AZTI, será la primera en operar en el parque de Mendexa, con una producción prevista de mil toneladas de mejillón en una instalación de 40 líneas a una profundidad de entre 40 y 70 metros.

Fotos

Vídeos