El alucinante contrato para maestras de 1923

El alucinante contrato para maestras de 1923

Prohibido casarse, fumar, beber y andar con hombres, y obligación de estar en casa entre las 20 horas y las 6 de la mañana salvo «para atender función escolar», entre otras cláusulas

EL DIARIO VASCO

Uno de los últimos documentos que se han convertido en viral durante los últimos días en WhatsApp es el que presenta cuál era el contrato de que disponían las maestras españolas en 1923. Su difusión ha coincidido con la celebración del Día Internacional de la Mujer a mediados de la pasada semana. Incluían una serie de prohibiciones para las docentes como el hecho de casarse. De hecho, no podían “andar en compañía de hombres” y debían de estar en casa entre las 20 horas y las 6 de la mañana salvo “para atender función escolar”. "Es indecene", escriben en Twitter quien se ha hecho eco del documento.

Las catorce cláusulas son realmente alucinantes y se recogen en un documento histórico que data del año en que se produjo el golpe de Estado de Primo de Rivera.

Las prohibiciones eran las siguientes:

1- No casarse. Este contrato queda automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.

2- No andar en compañía de hombres.

3- Estar en casa entre las 20 horas y las 6 de la mañana, a menos que sea para atender función escolar.

4- No pasearse por heladerías del centro de la ciudad.

5- No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin permiso del presidente del Consejo de Delegados.

6- No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando.

7- No beber cerveza, vino ni whisky.

8- No viajar en coche o automóvil con ningún hombre, excepto su hermano o su padre.

9- No vestir ropas de colores brillantes.

10- No teñirse el pelo.

11- Usar al menos dos enaguas.

12- No usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima de los tobillos.

13- Mantener limpia el aula (barrer el suelo al menos una vez al día; fregar el suelo con agua caliente al menos una vez a la semana; limpiar la pizarra una vez al día y encender el fuego a las 7 horas de modo que la habitación esté caliente para cuando lleguen los niños).

14- No usar polvos faciales, ni maquillaje ni pintarse los labios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos