Alertan de los riesgos derivados de lavar ciertos alimentos

Alertan de los riesgos derivados de lavar ciertos alimentos

No todos los productos que consumimos deben ser pasados por agua antes de su ingesta

DVSAN SEBASTIÁN

Es muy común pasar por agua los alimentos antes de ingerirlos, se trata casi de un acto reflejo porque creemos evitar así gérmenes o posibles riesgos para la salud. Pero no todos los productos que comemos deberían lavarse, ya que hacerlo podría acarrear intoxicaciones u otros problemas derivados de realizar ese paso previo.

Pollo: si lavamos esta carne, en lugar de eliminar las bacterias bajo el agua, lo que estamos haciendo es propiciar la expansión de éstas. Concretamente, podemos llegar a sufrir una intoxicación por la bacteria campylobacter, con los correspondientes dolores abdominales, diarreas, vómitos y fiebre.

Carnes crudas: igual que ocurre con el pollo, nunca debemos lavar las carnes antes de cocinarlas. Lo correcto es cocinarlas a la temperatura adecuada para eliminar las bacterias.

Huevos: la cáscara del huevo está formada por capas protectoras que evitan que entren las bacterias en el interior, por lo que no es necesario lavar los huevos antes de cascarlos. Por el contrario, si lo hacemos, estaremos eliminando la barrera protectora de la cáscara.

Frutas y verduras preparadas para consumir: hablamos de productos como las típicas ensaladas embolsadas, que ya están lavadas antes de ser envasadas.

Frutas y verduras disecadas: no debemos lavar estos alimentos porque, al igual que las frutas y verduras preparadas para consumir, éstos ya están lavados previamente. Si los compramos a granel, sin embargo, sí es recomendable lavarlas.

Congelados: las verduras y otros alimentos congelados no deben lavarse, ni siquiera para acelerar la descongelación, puesto que haciéndolo rompemos la cadena de frío. Una vez descongelados a temperatura ambiente ya podemos lavarlos, a no ser que se trate de alguno de los alimentos que hemos visto en esta lista.

Fotos

Vídeos