Alcaldes de la N-121-A cortan la carretera en señal de protesta

La manifestación de alcaldes, ayer en Ventas de Arraiz. / DEL CASTILLO
La manifestación de alcaldes, ayer en Ventas de Arraiz. / DEL CASTILLO

Siguen pidiendo al Gobierno de Navarra que mientras duren las obras el túnel de Belate no se permita a los vehículos pesados internacionales su paso por el puerto

ALICIA DEL CASTILLO VENTAS DE ARRAIZ.

A pesar de que la decisión de Gipuzkoa de que los camiones puedan circular por el túnel de San Lorenzo, en dirección Pamplona, durante los cuatro meses que dure la obra de renovación de esta infraestructura, que coincide con las obras en los túneles de Belate y Almandoz, es valorada por los alcaldes de localidades cercanas a la N-121-A de forma positiva, ayer continuaron con las movilizaciones y volvieron a cortar esta carretera durante diez minutos en Ventas de Arraitz. Su demanda es clara: quieren que el Gobierno de Navarra prohíba circular al transporte pesado internacional por el puerto de Belate mientras duran las obras el los túneles, es decir, de junio a diciembre. «Ahora no hay excusas, el tráfico se podría prohibir por aquí y desviar por la A-15 mientras duran las obras», señalaba con rotunidad Joseba Otondo, alcalde de Baztan, uno de los 27 primeros ediles de localidades a lo largo de toda la carretera N-121-A, desde la Comarca de Pamplona, pasando por Ultzama, Baztan, Bertizarana, Malerreka y Bortziriak, además de Urdazubi y Zugarramurdi. Creen que la carretera del puerto de Belate «no está preparada» para un tráfico que supone cerca de 3.000 vehículos pesados al día, que son los que en la actualidad circulan de media por la N-121-A.

Ayer por la mañana, el vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, comparecía en el Parlamento Foral para valorar la decisón de Gipuzkoa. «La situación se clarifica de forma sin ninguna duda positiva», explicó. En cuanto a las medidas que va a tomar el Gobierno foral mientras duren las obras en los túnles de Belate y Almandoz, Ayerdi recordó que se ha constituido una comisión de seguimiento, por «mandato del Parlamento», que se reunió el 23 de marzo y que se volverá a reunir el próximo 19 de abril. Manifestó que «por respeto a ese foro» esperará a ese día para explicar las medidas «adicionales» que va a adoptar el Ejecutivo foral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos