Acciones en rosa contra el cáncer

El rosa ya invadió Donostia el domingo con la carrera organizada por Kattalin./JOSE MARI LÓPEZ
El rosa ya invadió Donostia el domingo con la carrera organizada por Kattalin. / JOSE MARI LÓPEZ

Cientos de edificios se iluminarán hoy y colgarán lazos solidarios

A. C.SAN SEBASTIÁN.

Fachadas, autobuses, edificios públicos y muchas solapas lucirán hoy lazos y mensajes de color rosa. La lucha contra el cáncer de mama, una de las que más movilización social e institucional logra cada año, conmemora hoy el día internacional con datos esperanzadores sobre los índices de supervivencia, acercándose poco a poco al 90%, aunque no sobre el número de casos que se detectan en Euskadi, un 1,5% más cada año.

Algunas de las mujeres que lo han sufrido y lo han superado salieron hace unos días a las calles de Donostia para pedir que continúe la investigación y lanzar un mensaje de esperanza y ánimo a quienes están atravesando en estos momentos por una enfermedad que sigue incrementando su incidencia año a año. Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, la previsión es que este tumor siga in crescendo en los próximos años, con un 11% más de casos en 2020 y un 17% más en 2025. Y por eso, tanto las organizaciones sociales como las autoridades sanitarias insisten en la importancia de la detección precoz a través de los programas de cribado, que en Euskadi, y especialmente en Gipuzkoa, tienen una participación muy elevada.

En Euskadi, se detectan 1.450 casos nuevos cada año, un incremento del 1,5% respecto al anterior

Aumenta hasta un 86% la tasa de supervivencia de las mujeres afectadas, la mayoría entre 50 y 69 años

Ese programa, según los datos que aportó hace unos días el consejero de Salud, Jon Darpón, ha permitido diagnosticar miles de casos en los últimos 20 años, pero hacerlo además en los primeros estadios, uno y dos. En más de la mitad de los 1.450 nuevos casos que se detectan cada año en el País Vasco, esas mamografías y pruebas diagnósticas son claves. Y por eso Darpón insistió en la conveniencia de participar en el programa al 20% de mujeres que no lo hace, de las más de 300.000 que forman la población 'diana'. «Es una iniciativa que ha contribuido a disminuir la mortalidad y a mejorar la calidad de vida de las mujeres», recalcó, mientras incidía en que en una década, esa detección precoz y los avances en la investigación han conseguido aumentar del 83,4% al 86% el índice de supervivencia. Sobre todo, entre mujeres de 50 a 69 años, donde se encuentra el grupo de mayor riesgo. Los datos de la AECC, tomados del estudio Globocan, revelan que por edades la mayor incidencia del cáncer de mama se registra entre los 50 y los 54 años, y cinco años antes y después. En esa franja de hecho, se centra el programa de cribado de Osakidetza, general para mujeres de 50 a 69, y ampliable a mujeres de 40 a 49 con antecedentes familiares. A este fin, a la detección precoz, Euskadi destina 5,4 millones de euros, además de apoyar o promover 64 proyectos de investigación, algunos de ellos desarrollados por Biodonostia.

Más formación

En relación con esa materia, el sindicato técnico de enfermería solicitó a nivel estatal ayer más formación para los profesionales y mejoras en el diagnóstico precoz, con «un compromiso real y firme para aumentar las inversiones en campañas preventivas y de diagnóstico precoz en la lucha contra esta enfermedad». La central recordó que es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, y según datos de la AECC, en España se diagnostican cada año unos 26.000 casos, de los cuales la mayoría se da entre los 45 y los 65 años.

«Es fundamental concienciar tanto a los profesionales sanitarios como al resto de la población de la importancia que tienen las revisiones médicas para salvaguardar la salud y la trascendencia de las revisiones y exámenes médicos preventivos. La inversión en campañas de información y prevención como primera medida debería ser una prioridad».

Todos estos mensajes volverán a escucharse hoy, como cada 19 de octubre, una jornada que se teñirá de rosa. El Ayuntamiento de Donostia, por ejemplo, se iluminará de este simbólico color y se sumará a las actividades que se realizarán a lo largo del día por parte de diferentes colectivos y asociaciones. Además, una bandera con el lazo rosa colgará del balcón central del Consistorio. Por su parte, los autobuses de Dbus también lucirán el mismo símbolo, «como muestra de apoyo y solidaridad hacia las personas que sufren esta enfermedad».

Más

Fotos

Vídeos