Diario Vasco

Los restos mortales de Iván Fandiño llegan al tanatorio de Amurrio

  • El funeral por el torero fallecido se celebrará este lunes a las 18.30 horas en la iglesia de Santa María de la localidad vizcaína de Orduña

El cuerpo de Iván Fandiño ha llegado al tanatorio de Amurrio pocos minutos antes de las 20.00 horas, en una furgoneta de servicios funerarios que llegó desde Francia. Fue en ese momento cuando llegó parte de la familia del torero, con sus más allegados rotos de dolor

A las puertas del tanatorio se vivieron escenas de consternación. A lo largo de la tarde, fueron llegando coronas de flores de clubes taurinos y ayuntamientos de toda España. También vecinos y amigos del torero. No fue hasta las 20.50 cuando llegó la cuadrilla, muy afectada.

El funeral se celebrará a las 18:30 de este lunes en la iglesia de Santa María de su Orduña natal, localidad donde Fandiño nació y vivió su infancia con sus padres y su hermana. Muchos de sus vecinos han acudido este domingo al tanatorio a expresar su pésame a la familia.

La familia del diestro, en especial su mujer y su hija que aún no ha cumplido los dos años, ha pedido vivir este momento en la intimidad familiar. Fandiño era muy querido por los aficionados a los toros de la comarca y contaba también con el cariño de sus vecinos de Orduña. De hecho fue el pregonero de las fiestas de la localidad en 2015, por lo que se espera que su funeral sea multitudinario.

Iván Fandiño, de 36 años, falleció este sábado en la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán de nombre "Provechito", que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de hacer un quite con el capote.

El torero vizcaíno ya entró en estado «crítico» a la enfermería de la plaza, donde lo estabilizaron en un primer momento, aunque acabó falleciendo en el trayecto de 33 kilómetros en ambulancia al hospital "Layné" de Mont de Marsan de un segundo paro cardiaco tras presentar «destrozos irreparables» en órganos vitales como hígado, riñón y pulmones.

Sus compañeros de cuadrilla y su apoderado, Néstor García, pasaron toda la noche en una salita que les habilitaron en el hospital Layné de Mont de Marsan. Horas después de conocerse el fatal desenlace, ya de madrugada, llegaron al hospital los padres del torero, Paco y Txaro. Y a primera hora de este domingo lo hacía su esposa, la ecuatoriana Cayetana García Barona, con quien Fandiño se casó en 2014. La mujer de Fandiño es la hija del ganadero de reses bravas Luis Fernando García, dueño del hierro de Campo Bravo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate