Diario Vasco

Mira cómo duermes y sabrás cómo eres en el sexo

Mira cómo duermes y sabrás cómo eres en el sexo
  • Así es tu personalidad en las relaciones íntimas de acuerdo con la forma en la que concilias el sueño

El sexo es una de las cuestiones que más preocupa a gran parte de la sociedad, y en relación a ello la salud sexual y la forma de mantener las relaciones íntimas son dos de los aspectos más buscados por los usuarios de la Red. Por ello, los estudios que relacionan la postura al dormir con la personalidad sexual están teniendo un gran éxito en Internet. Un ejemplo es el de la experta en lenguaje corporal Patti Wood.

Y es que, al parecer, tu postura al dormir determina cómo eres en el sexo, pudiendo hablar de hasta seis posiciones y rasgos de comportamiento al mantener relaciones íntimas.

1. Postura fetal

Las personas más sensibles suelen utilizar la postura fetal para conciliar el sueño, lo que se relaciona con un tipo de individuo que necesita el calor humano y gusta de las caricias, los susurros y los abrazos a la hora de relacionarse sexualmente.

2. Acurrucado

Tímidas e inseguras, las personas que suelen dormir acurrucadas o "hechas un ovillo" presentan rasgos más contenidos en el aspecto sexual. Son personas a las que les cuesta intimar y soltarse a la hora de mantener una relación.

3. Estirado boca abajo

De acuerdo con este mismo estudio, las personas que duermen boca abajo suelen ser controladoras y desconfiadas, lo que, en el sexo, se traduce en una personalidad similar, tendiendo a manejar la situación. Son personas que no aceptan bien las sorpresas en la cama, y que siempre quieren destacar.

4. Con el brazo tras la cabeza

Una postura poco habitual que denota una personalidad inquieta y creativa, que suele ir lejos en el ámbito sexual, rompiendo la monotonía y buscando formas de sorprender a su pareja.

5. Recto boca arriba

Al contrario de lo que pudiera inspirar esta postura, quien duerme recto y boca arriba suele tener una personalidad desinhibida en el sexo, siendo muy abierto en las cuestiones que lo rodean. Este tipo de individuos suelen ir al grano, siendo menos tendentes a los preliminares.

6. Con los codos o rodillas hacia fuera

Son personas que otorgan una gran importancia a los premilinares (casi más que al acto sexual en sí). Para mantener relaciones con estas personas no debe irse al grano, ya que suelen ser tímidas en un principio, aunque luego suelen desarrollar una gran capacidad imaginativa e innovadora.

7. Cada uno en su lado

En esta posición ambos miembros de la pareja se ubican en los lados opuestos de la cama, sin mirarse y sin tener contacto físico. Esta posición muestra independencia. Si tu pareja repentinamente pasa de dormir cerca tuyo a irse a su lado de la cama, deberías conversar sobre ello.

8. El pretzel

Hay parejas que están tan interconectados el uno con el otro, que durante el sueño se envuelven completamente con brazos y piernas, y parecen estar fundidos en una sola entidad. Quizás pienses que esta posición sólo se da en las parejas jóvenes o que llevan pocos años juntos, pero no es así.

9. El abrazo de Luna de Miel

Esta posición se da cuando los miembros de la pareja sienten que no obtienen lo suficiente el uno del otro, por lo que tienen que mirarse a los ojos incluso durante el sueño. Ésta es una posición común luego de que las parejas comienzan a tener relaciones.

10. El abrazo en V

Ocurre cuando las parejas duermen cada uno a un lado de la cama, sin enfrentarse y sólo con sus partes posteriores tocándose. Esta posición demuestra confianza, y la habilidad y deseo de ser independientes, pero tocarse significa que quieren permanecer sexualmente conectados. Es una pareja que se tiene confianza, pero necesitan su espacio.

11. Lima

La forma en que tu cuerpo se mueve y se une con tu pareja durante el sueño, puede ofrecer una visión de la confianza y conexión que cada uno tiene con el otro. Así, es posible distinguir ocho posturas para dormir que demuestran diferentes sentimientos, estados de ánimo, etcétera.

12. Cucharita

Básicamente consiste en que ambos duermen uno detrás del otro, acurrucados y en posición fetal. Demuestra que hay mucha sexualidad en la pareja y sentimiento de seguridad en la relación. Cuando el hombre rodea a la mujer significa que le gusta ser el protector, si es al revés y éste mira hacia el otro lado de la cama, quiere decir que ella depende de él.

13. Variación de la cucharita

Esta posición es similar a la anterior, pero se produce cierta distancia entre los cuerpos. Se da cuando la relación ya tiene algunos años. Sin embargo, si todavía hay cercanía en la pareja, pueden tocarse las manos, los pies y las rodillas para estar conectados.

14. El abrazo real

Esta postura se da cuando uno de los dos miembros de la pareja se recuesta sobre su espalda, mientras que el otro se acurruca sobre su pecho u hombro. Quien mira hacia arriba está demostrando confianza y auto-seguridad.

15. El abrazo de pies o piernas

En esta postura, sólo los pies o las piernas de la pareja se tocan. Generalmente se adopta después de varios años de matrimonio, cuando él y ella quieren su espacio, pero todavía desean conectarse. También suele darse después de una pelea de pareja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate