Diario Vasco

El rechazo a la llegada de inmigrantes a Euskadi baja a la mitad entre los jóvenes

  • El descenso coincide con una menor presencia de la población extranjera, según constata el Observatorio Vasco de la Juventud en un estudio

La mayoría de los jóvenes vascos no ven la inmigración como un problema y, de hecho, baja casi a la mitad el porcentaje de población de entre 15 y 29 años que rechaza la llegada de más personas extranjeras a Euskadi. Según datos publicados por el Observatorio Vasco de la Juventud, un 5,2% considera que habría que prohibir la entrada de más inmigrantes, frente al 9,8% que así lo manifestó hace cuatro años, un descenso que coincide con la salida de la crisis y con una menor presencia del colectivo inmigrante por el retorno a sus países de origen.

Con motivo de la celebración del día internacional de la eliminación de la discriminación racial que se celebra hoy, el Observatorio ha presentado un avance de datos del estudio 'Juventud Vasca 2016', dentro de la serie documental que realiza cada cuatro años para conocer los hábitos, opiniones y actitudes de las personas de entre 15 y 29 años de Euskadi. El informe se basa en una encuesta realizada a 1.500 jóvenes a quienes se ha preguntado, entre otras cuestiones, por su opinión en relación a la inmigración.

Más jóvenes, más tolerantes

El descenso del rechazo a la entrada de inmigrantes coincide con un descenso en el porcentaje de jóvenes que creen que las personas extranjeras residentes en Euskadi son demasiadas. Esta idea ha ido calando en el imaginario colectivo, especialmente en los años de crisis. En el caso de los jóvenes, un 44,6% tenía esa percepción en 2012. Cuatro años después, ya son menos quienes comparten esa opinión pero aún y todo un 29,4% de los encuestados manifiestan esa idea, por debajo de las cifras de 2008. No obstante, el porcentaje de jóvenes que creen que hay demasiadas personas extranjeras (29,4%) es menor al registrado en la población vasca mayor de 18 años (36%), según datos del Gabinete de Prospección Sociológica de Lehendakaritza en su Sociómetro vasco 60. El dato objetivo muestra que el peso de la población extranjera ha bajado del 7,3% al 6,5% en estos últimos cuatro años, remarca el avance del informe.

El retrato de la percepción de la inmigración entre los jóvenes también revela que a menor edad, menor rechazo. Así, por ejemplo, el porcentaje de quienes cree que habría que limitar la llegada de extranjeros se queda en un 3,7% entre los menores de 20 años, cuando de media alcanza el 5,2% en la franja entre 18 y 29 años.

Cuando se les pregunta qué medida sería la más adecuada a la hora de facilitar o no el acceso de las personas inmigrantes, la actitud difiere. La mayoría, un 45,8% de los encuestados, piensa que la llegada de extranjeros tiene que estar ligada a un permiso de trabajo. Un 39,2% de los jóvenes no pondría ningún obstáculo y defiende facilitar al máximo su entrada, mientras que el 5,2% de la juventud considera que la política de inmigración más adecuada sería la de prohibir la entrada de inmigrantes. El 9,8% restante no sabe o no opina.

«Que se adapten»

El informe del Observatorio de la Juventud coincide a grandes rasgos con las conclusiones del estudio presentado hace un mes por la Diputación de Gipuzkoa, de la mano de Ikuspegi. En él se manifestaba que no existe una actitud negativa hacia la inmigración extranjera en el territorio. Más de la mitad de la población guipuzcoana se muestra tolerante, a la vez que menos del 10% manifestaba una actitud reacia.

Ahora bien, la convivencia venía de la mano de una actitud asimilacionista, esto es, que se exige que las personas inmigrantes sean las que se integren y cedan en pautas culturales y religiosas y que adopten las locales. El grado de tolerancia baja cuando se pregunta, por ejemplo, acerca de que las personas extranjeras vistan con prendas de sus países de origen o tengan sus templos religiosos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate