Diario Vasco

Prisión para el yihadista detenido en Vitoria, que vivía de ayudas sociales

Miembros de la Policía Nacional conducen al marroquí tras el registro realizado en el primer piso de la calle Miranda de Ebro, en el barrio de Judimendi de Vitoria. / Adrián Ruiz de Hierro
Miembros de la Policía Nacional conducen al marroquí tras el registro realizado en el primer piso de la calle Miranda de Ebro, en el barrio de Judimendi de Vitoria. / Adrián Ruiz de Hierro
  • El marroquí, que contaba con 9.000 euros para regresar a Siria, tiene conocimientos informáticos elevados, experiencia en las guerras chechenas y en la falsificación de tarjetas

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el ciudadano marroquí retornado a España desde Siria, que fue detenido este miércoles en Vitoria. Se le acusa de los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, captación y adoctrinamiento y enaltecimiento terrorista, para evitar el riesgo de que vuelva a cometer conductas delictivas como el reclutamiento de personas.

Así lo ha acordado el juez instructor en un auto después de haberle tomado declaración en la sede de la Audiencia Nacional, considerando así la petición de la Fiscalía. El magistrado enfatiza que debido al riesgo de reiteración delictiva y su escaso arraigo en el País Vasco, es procedente acordar el ingreso en prisión. Además, señala que el detenido vive de ayudas públicas, que tiene experiencia en las guerras chechenas y que disponía de 9.000 euros para irse a Siria. Apunta también que tiene conocimientos informáticos elevados, así como en técnicas militares y en la falsificación de tarjetas.

Los agentes de la Policía Nacional detuvieron a este marroquí de 41 años, que responde a las iniciales S.L., y que fue instruido militarmente por el grupo terrorista Jabhat Al Nusra -filial en Siria y el Líbano de Al Qaeda-. Según explica el magistrado en su auto, el detenido y otro investigado en la causa, que al parecer falleció en 2015 combatiendo para el grupo terrorista Daesh- decidieron en septiembre de 2013 desplazarse a Siria. Para ello, viajaron desde Bilbao a Estambul y se integraron en Al Nusra.

Allí recibió adiestramiento militar en el uso y manejo de armas y llegó a combatir en las filas de la filial de Al Qaeda, subraya la resolución. No obstante -prosigue- el detenido decidió adelantar su vuelta a España por «discrepancias sobre aspectos concretos de los planteamientos» de la organización terrorista y decidió pasar a integrar en Daesh.

Discreta» captación de jóvenes

De las diligencias policiales se ha desprendido que el detenido se dedicaba a la captación de jóvenes, preferiblemente de origen marroquí, en la comarca guipuzcoana de Tolosa. El auto señala que desde que se integró en Daesh ha realizado labores de adoctrinamiento y reclutamiento «tanto en el plano físico como en el plano virtual» divulgando el ideario yihadista.

El auto explica el paulatino proceso de reclutamiento que ejerció sobre una persona y que tomó medidas de seguridad para que no se le relacionasen con este joven. Tras manifestarle su intención de regresar a Siria y animarle a que viajase con él para incorporarse en las filas yihadistas, quedaba para pasear con el reclutado «de forma discreta en lugares apartados para evitar se seguidos», utilizaban teléfonos móviles con tarjetas prepago que adquirían con identidades falsas y le aconsejaba mejorar «su condición física», llegando a facilitarle botas y uniforme militar para que se «acostumbrara», dice el auto.

El detenido se acercaba a personas que pudieran ser afines a sus ideas y frecuentaba los alrededores de la mezquita Sunna de Vitoria

El joven intentó viajar hasta Siria dos veces, pero finalmente se «arrepintió gracias a la intervención de terceras personas». Además, el auto apostilla que para la captación, el detenido se acercaba a personas que pudieran ser afines a sus ideas, por ello, principalmente frecuentaba los alrededores de la mezquita Sunna de Vitoria.

Después, mantenía conversaciones telefónicas «cortas» con los posibles adeptos para citarles y reunirse con ellos en mezquitas o domicilio de particulares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate