Diario Vasco

En coma un preso de Basauri hallado en su celda con una supuesta «sobredosis»

En coma un preso de Basauri hallado en su celda con una supuesta «sobredosis»
  • Iker García, de 39 años, se encuentra ingresado en la UCI de Galdakao. Había entrado en la cárcel tres días antes por el impago de una multa de alcoholemia

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El vecino de Basauri Iker García se debate entre la vida y la muerte en la UCI del hospital de Galdakao, donde ingresó el pasado lunes día 6 de febrero. El hombre había entrado en la cárcel tres días antes por el impago de una multa de 2.000 euros por dar positivo en un control de alcoholemia. «El domingo fuimos a verle y estaba bien, y el lunes sobre las diez y media de la mañana me llama el director de la cárcel para decirme que le han encontrado inconsciente en la celda; estaba cerebralmente muerto», explica su madre, Nekane, a este periódico. El interno, que «estaba limpio» cuando entró en prisión, había sufrido una posible «sobredosis» de opiáceos (heroína), según le informaron los médicos. Instituciones Penitenciarias ha rehusado ofrecer cualquier aclaración sobre este caso alegando que la Ley de Protección de Datos les impide «hablar sobre las personas con nombres y apellidos».

La madre de Iker García se ha puesto en contacto con el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, que ha realizado gestiones con la prisión y el juzgado de vigilancia penitenciaria. En opinión de Calparsoro, «primero habrá que confirmar la etiología (causa de la dolencia) y luego Instituciones Penitenciarias tendrá que realizar un estudio de lo que ha pasado». Cuando ya llevaba varios días en el hospital, el pasado jueves se le concedió la libertad y los ertzainas que hasta ese momento le custodiaban, fueron retirados. El paciente continúa grave, con una afección pulmonar, y los médicos valoran su traslado al hospital de Cruces, según la familia, que estudia iniciar acciones legales.

Iker García fue condenado a una multa de 2.000 euros y a un periodo de retirada del carné de conducir por un delito de alcoholemia cometido en julio de 2014. Este joven de 36 años cuenta con antecedentes por otros delitos, por los que había llegado a cumplir dos años de cárcel. La multa fue sustituida por 134 días de prisión por impago. Su abogado alegó insolvencia y presentó informes psiquiátricos de enfermedad mental –sufre un trastorno de la personalidad con descontrol impulsivo–, y dependencia a tóxicos –se encuentra en tratamiento desde 2014–, para que se suspendiera su entrada en el penal.

Aprender entre rejas

El juzgado rechazó el recurso en base a su «carrera delictiva», a que «el supuesto tratamiento no le disuade de continuar delinquiendo» y «con la esperanza de que (la cárcel), donde podrá seguir con el tratamiento de deshabituación, le sirva de contención para cuando tenga que vivir en libertad», señala la ejecutoria a la que ha tenido acceso este periódico.

La Ertzaintza acudió a su domicilio en Basauri para conducirle a prisión, pero el recurso continuó su camino y llegó a la Audiencia vizcaína, concretamente a la Sección Primera, que revocó, aunque demasiado tarde, el ingreso en la cárcel de Iker. En opinión de la sala, «lo que no cabe en modo alguno, conforme al marco legal establecido, es ingresarle directamente en prisión, sin evaluar previamente su grave problemática psiquiátrica y de toxicomanía». «Por otro lado –apunta el auto– seguimos sin comprender la insistencia del juzgado de ejecutorias de acordar el ingreso en prisión en este y supuestos similares, obviando una elemental prudencia, durante la tramitación de aquel, cuando la cuestión de fondo pueda resultar estimada».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate