Diario Vasco

El nuevo Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno Vasco abordará la problemática de los refugiados

El lehendakari durante la a la Comunidad de San Egidio, en Roma.
El lehendakari durante la a la Comunidad de San Egidio, en Roma. / IREKIA
  • El lehendakari conoce en Roma la experiencia de los «corredores humanitarios» desarrollada por la Comunidad de San Egidio

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado este jueves que el Gobierno vasco presentará en los próximos meses un documento que defina un marco compartido para la gestión social, política e institucional de la acogida y solidaridad con las personas refugiadas, dando prioridad y respuestas a las necesidades de acogida, integración y cooperación internacional.

De esta forma, la cuestión de la respuesta a la problemática de las personas refugiadas se incluirá en el Plan de Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno vasco para el periodo 2017-2020.

En el marco del viaje oficial del Gobierno vasco a Roma, el lehendakari ha tenido ocasión de profundizar en el proceso de integración y en la experiencia denominada "corredores humanitarios" puesta en marcha por la Comunidad de San Egidio. Se trata de una vía legal y segura para evitar que personas en situación de vulnerabilidad pongan su vida en peligro en el Mediterráneo huyendo de la pobreza y la guerra.

Según ha informado el Gobierno vasco, el lehendakari se ha reunido con el presidente de la Comunidad de San Egidio, Marco Impagliazzo, y ha tenido ocasión de escuchar experiencias de jóvenes refugiados que actualmente estudian en la escuela de la Comunidad con el objetivo de integrarse en la sociedad.

Junto al lehendakari, la delegación oficial está formada por la secretaria general de Acción Exterior, Marian Elorza; el secretario general para la Paz y la Convivencia, Jonan Fernández y la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando.

Acogida de refugiados

En su intervención, el lehendakari ha afirmado que Euskadi tiene voluntad y recursos para acoger con solidaridad y responsabilidad al número de personas refugiadas que le correspondan. Ha reconocido no tener la llave de entrada de estas personas, pero trabajará para seguir buscando alternativas.

En este sentido, Urkullu ha informado que la respuesta a la crisis migratoria formará parte de la agenda vasca planteada al Gobierno español. El Gobierno vasco quiere proponer que la vía de los Corredores Humanitarios sea estudiada como una opción a desarrollar.

"Este compromiso responde también a la muestra de solidaridad de la sociedad vasca, que, día a día, se organiza para ofrecer posibilidades de ayuda a las personas refugiadas", ha indicado. Además, el lehendakari recoge también la voluntad del Parlamento vasco, expuesta en una Proposición No de Ley aprobada recientemente, de ofrecer una respuesta integral y facilitar una vías segura de acceso a las personas refugiadas.

La Comunidad de San Egidio recibió el pasado 12 de diciembre el premio René Cassin, un reconocimiento público por su contribución a la promoción de los valores derechos humanos. Tras la entrega de este galardón, el lehendakari ha mostrado interés en conocer de cerca su actividad y ver las posibilidades de aplicarlas en Euskadi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate