Diario Vasco

George Lucas y la guerra por su museo

Proyecto del arquitecto chino Ma Yansong para el museo en Los Ángeles que acogerá la colección de George Lucas.
Proyecto del arquitecto chino Ma Yansong para el museo en Los Ángeles que acogerá la colección de George Lucas.
  • Los Ángeles gana a San Francisco la sede para albergar la colección de más de 10.000 obras del creador de 'Star Wars'

Primero San Francisco, luego Chicago, de nuevo San Francisco, y finalmente Los Ángeles han peleado en la guerra para llevarse la ubicación del Lucas Museum of Narrative Art. El caramelo era de los que hacen segregar saliva nada más verlo: más de 10.000 objetos procedentes de la colección de George Lucas, el creador de 'Star Wars'. Una colección galáctica y variada que incluye la primera máscara de Darth Vader y también obras de Degas, Renoir, Winslow Homer y Norman Rockwell, pintor e ilustrador muy conocido en Estados Unidos, así como tiras originales de Robert Crumb, el genio del cómic contracultural.

Ha sido Los Ángeles la ciudad que se ha llevado el proyecto, que contará con un edificio de diseño futurista firmado por el arquitecto chino Ma Yansong. La implicación de Lucas, californiano de 72 años, es máxima y abultada. Aportará 1.000 millones de dólares (943,5 millones de euros), calculados por la suma del valor de la colección, de los gastos de construcción y del dinero suficiente para la puesta en funcionamiento.

El primer director del proyecto, Don Bacigalupi, ha tenido que explicar qué significa el 'narrative art' o arte narrativo que formará parte del nombre del museo. «Es el que cuenta una historia a través de imágenes. El poder de una historia está en cómo nos hace sentir y en qué nos hace sentir. La colección contiene relatos del pasado lejano y de un futuro muy distante».

La primer ubicación para el centro se situaba en el parque Presidio de San Francisco. Las negociaciones se extendieron por más de cuatro años y la paciencia se fue agotando hasta que apareció Chicago en el horizonte.

Renacimiento angelino

El alcalde de la ciudad y gran amigo de Barack Obama, Rahm Emanuel, se frotaba las manos pensando en los turistas que atraería el nombre y los fondos de Lucas. Le cedió el terreno, en la orilla del lago Michigan, por un simbólico dólar. Pero el proyecto suscitó la ira ciudadana por sus dimensiones megalomaníacas, cuatro veces más grande de lo previsto y reflejo, según los críticos, de la personalidad del creador de saga más célebre del planeta, 'La guerra de las galaxias'.

Después de otro intento en San Francisco, por fin ha recalado en Los Ángeles, que vive un auténtico renacimiento artístico. Su zona histórica, en la que creció el arquitecto Frank Gehry, ha pasado de ser un lugar inhóspito y espectral a actuar de imán para estudios de artistas, galerías de nivel internacional y museos. Fueron los creadores los primeros que se asentaron allí, amedrentados por el coste de los alquileres en Nueva York.

A finales de 2015 abrió el museo con la colección de Eli Broad, magnate financiero e inmobiliario cuyas obras se mostraron hace una década en el Guggenheim Bilbao. La iniciativa ha sido un éxito en cuanto a público se refiere, ya que ha sumado más de un millón de visitantes desde su inauguración. El propio Broad piensa que el nuevo museo de Lucas puede rebasar esa cifra. Los Ángeles es ya la capital de la República Galáctica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate