Diario Vasco

Retiran la custodia a una madre porque su hijo de 13 años es «demasiado afeminado»

  • Un informe de los Servicios Sociales de Padua achaca el comportamiento del menor a las influencias femeninas de su casa

"Tiende de todas las formas a afirmar que es diverso y ostenta comportamientos afeminados de forma provocadora". Con este argumento el Tribunal de Menores de la ciudad italiana de Padua ha retirado la custodia a una madre de su hijo de 13 años.

Además, los Servicios Sociales de la ciudad han dictaminado en relación con el chaval que "su mundo afectivo está relacionado casi exclusivamente con figuras femeninas y la relación con su madre está marcada de aspectos de dependencia...con la consecuente dificultad de identificación sexual".

En este sentido, el informe de los Servicios Sociales señala que la madre pinta los ojos y las uñas de su hijo para acudir a la escuela. Ante esta acusación, la mujer ha respondido que lo hizo porque el menor debía acudir a una fiesta de Halloween.

El proceso que ha finalizado en manos del Tribunal de Menores de Padua arrancó por un supuesto caso de abusos sexuales del padre a su hijo. Sin embargo, no se acreditó la acusación, a pesar de que no se descartaba la veracidad del argumento que expuso el menor en el juicio. Esta fue la razón por la cual el menor vivía solo con su madre, y como consecuencia de los supuestos abusos los Servicios Sociales de Padua abrieron una investigación sobre la madre, que ha dictaminado el comportamiento "demasiado afeminado" del chico.

La madre ya ha anunciado que recurrirá la resolución del Tribunal de Menores, que también entiende que el niño es "diferente en todos los sentidos, y hace alarde de actitudes afeminadas de forma provocativa".

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate