Diario Vasco

Los regalos de Reyes que no llegarán

Miles de regalos adquiridos a través de la compra online saldrán estos días de almacenes y centros logísticos como este.
Miles de regalos adquiridos a través de la compra online saldrán estos días de almacenes y centros logísticos como este. / EFE
  • Aumentan las reclamaciones por las compras online y los expertos apelan a realizar un consumo seguro

Seguro que el próximo viernes más de uno recibirá un vale por unas zapatillas, un bolso o un móvil, que su correspondiente Rey Mago justificará con la frase: «es que lo pedí, pero aún no ha llegado». Y es que hasta a los más expertos en la materia les 'pilla el toro' y se encuentran a vísperas del día de Reyes sin todos los regalos comprados. Un clásico. Es entonces cuando recurren a las compras online. Sin embargo, los pedidos por internet tienen sus riesgos, y más en estas fechas en las que el consumo se dispara.

El comercio online ha crecido exponencialmente en los últimos años. Y con ese crecimiento han aumentado también el número de consultas y reclamaciones realizadas por los usuarios en Euskadi. Así lo confirma el Instituto Vasco de Consumo, Kontsumobide, desde el que se indica que la mayoría de las incidencias por compras online, que suponen el 5% del total que se registran, se dan «porque no llega el producto o, si llega, porque no se corresponde con lo comprado».

«El principal problema con el que nos encontramos es que la página web donde el cliente ha realizado la compra no es segura, no figura una dirección física, así como tampoco ningún medio de contacto al que podamos enviar la reclamación», señalan desde Kontsumobide. «Muchas de las páginas están en el extranjero, frecuentemente en China, lo que dificulta notoriamente su tramitación», añaden.

La Oficina del Consumidor de San Sebastián señala que «desde 2010 se ha dado un despegue de las incidencias en cuanto a la compra electrónica». En 2011 recibieron once reclamaciones y el pasado año 31. Indican que los problemas que surgen con este tipo de ventas son, además de los mencionados, «el tiempo de espera, que suele superar el prometido por las webs, el cierre o colapso de las empresas, la duplicidad de los cobros o los incrementos de precio posteriores al momento de la adquisición».

Las devoluciones

En las compras por internet, uno de los principales escollos suele ser la devolución de los productos. Primero porque, generalmente, los gastos de envío en caso de devolución corren a cargo del comprador y en algunas ocasiones son mayores que el precio del producto adquirido. Y segundo, porque muchas veces las páginas web son extranjeras y no tienen una dirección física o un contacto donde reclamar la devolución.

Sin embargo, usted, como comprador virtual, tiene unos derechos. «Si no se está de acuerdo con el producto comprado por internet puede devolverlo en un plazo de catorce días naturales, pero esta información no suele aparecer en las páginas web o en caso de aparecer lo hace de manera incorrecta, dando siete días como lo indicaba la redacción anterior de la normativa (Ley de Consumidores y Usuarios)», alertan desde Kontsumobide.

En algunos casos, esas reclamaciones pueden acabar en el juzgado. Manu Urquiri, abogado de la Unión de Consumidores de Gipuzkoa, explica el procedimiento. «Primero hacemos una reclamación y si no recibimos respuesta en un plazo de quince días, vamos a juicio. Suelen ser productos de menos de 2.000 euros, por lo que no hay que pagar costas». Remarca que «los consumidores deben saber que en el caso de tener algún problema el juzgado competente es el de su localidad».

Otra dificultad, señala, es la ejecución de la sentencia. «Ahora llevamos el caso de una mujer que adelantó 900 euros en una compra online y nunca recibió el producto. Hemos ganado el juicio, pero aún no se le ha devuelto el dinero». Sin embargo, considera que «no se puede decir que las compras online sean un timo, aunque siempre existen webs 'pirata' que dan problemas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate