Diario Vasco

Anulan cautelarmente la orden de Osakidetza para que las enfermeras vacunen

Anulan cautelarmente la orden de Osakidetza para que las enfermeras vacunen
  • La decisión responde al recurso presentado por los tres Colegios de Enfermería de Euskadi que entendían que la instrucción del Servicio Vasco de Salud «no se ajustaba a la legalidad vigente»

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Vitoria ha suspendido cautelarmente la instrucción de Osakidetza que "obligaba" a las enfermeras a administrar vacunas sin prescripción médica correspondiente.

El Colegio de Enfermería de Gipuzkoa ha informado este miércoles en una nota de esta medida cautelar, que puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por el Servicio Vasco de Salud.

Osakidetza aprobó en mayo una instrucción para regular el uso de medicamentos y productos sanitarios y la autorización para dispensarlos por parte de los enfermeros, tras la entrada en vigor de un Real Decreto del Gobierno de España que impedía a estos profesionales prescribir fármacos sin que un médico elaborara un diagnóstico previo y recetara la medicina correspondiente.

Los tres Colegios de Enfermería de Euskadi presentaron entonces un recurso contra la instrucción de Osakidetza por entender que "no se ajustaba a la legalidad vigente" y ahora el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Vitoria ha decidido suspender cautelarmente la orden hasta que analice el fondo del asunto y dicte una sentencia sobre el mismo.

El juzgado argumenta, según explica el Colegio de Enfermería, que la instrucción "no puede modificar lo recogido en el Real Decreto de Prescripción Enfermera" que "obliga" a que exista una prescripción médica de las vacunas antes de administrarlas.

Este órgano corporativo advierte en su comunicado de que sin esa prescripción la responsabilidad jurídica en caso de reacciones adversas u otros problemas de salud derivados de la administración de la vacuna recaerían en el enfermero.

Además, en su opinión, la administración de vacunas por parte de estos podría suponer además un delito intrusismo profesional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate