Diario Vasco

Los hombres necesitan «más tiempo y esfuerzo» para hacer varias cosas a la vez

Los hombres necesitan «más tiempo y esfuerzo» para hacer varias cosas a la vez
  • Una investigación señala que el cerebro de los varones necesita más tiempo y esfuerzo para cambiar su foco de atención

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Nacional de Investigación de la Escuela Superior de Economía, en Moscú, ha dictaminado que el cerebro de los hombres necesita "más tiempo y más esfuerzo" para hacer varias tareas a la vez. Su argumento es que los varones eran cazadores y recolectores en la antigüedad y su cerebro evolucionó con una mejor percepción espacial. Añaden, por contra, que las mujeres han evolucionado haciendo frente a la gestión del hogar.

Los expertos han realizado escáneres cerebrales de 140 personas, de entre 20 y 65 años mientras hacían varias tareas a la vez. Los participantes en la investigación tenían que hacer varias tareas intelectuales, como colocar figuras en base a su forma siguiendo patrones numéricos, al mismo tiempo que se hacían pruebas para evaluar su memoria visual y su actividad cerebral.

Los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista 'Human Physiology', mostraban que los hombres necesitan más capacidad cerebral que las mujeres al hacer la misma tarea.

Svetlana Kuptsovaof, autora principal del estudio, sugiere que "a las mujeres les resulta más fácil que a los hombres cambiar la atención de una tarea a otra, ya que los cerebros femeninos no utilizan recursos adicionales, en comparación con los cerebros masculinos".

Resaltan, además, que el cerebro de los varones necesita consumir más energía para cambiar su foco de atención que el de las mujeres y que los niveles de actividad del cerebro masculino son mayores en la corteza dorsolateral prefrontal.

"Podríamos usar esa misma lógica y concluir que cuidar del hogar y los niños requirió que las mujeres fueran más hábiles trabajando en muchas tareas a la vez, pero en realidad no hay pruebas sólidas en favor de esta hipótesis», ha recalcado Svetlana Kuptsova. Agrega que estas diferencias que han detectado no pueden percibirse en el día a día, a no ser que «haya circunstancias muy estresantes y situaciones críticas que requieran un cambio de atención muy frecuente»

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate