Diario Vasco

El «indignante» historial de 'La hiena' de Malaui

El «indignante» historial de 'La hiena' de Malaui
  • Ha sido condenado a dos años por mantener relaciones sexuales con más de cien viudas y menores, que desconocían que tenía sida, como parte de un ritual de «purificación»

Eric Aniva, conocido como el 'La hiena' de Malaui ha sido condenado a dos años y diez meses de cárcel tras reconocer que mantuvo relaciones sexuales con más de cien mujeres y menores, que desconocían que era portador del virus del sida, como parte de un ritual de "purificación". El procesado practicó sexo con las víctimas en cumplimiento de un tradición casi extinguida en algunas zonas del sur del país y que está prohibida por las leyes de ese país africano. El caso ha tenido una gran repercusión en este Estado devastado por el VIH. Sufre uno de los índices de infección entre los más altos del mundo (9% entre las edades 15-49 años según Onusida).

Eric Aniva confesó que fue contratado por algunas comunidades para llevar a cabo la "purificación sexual" de viudas, que según esta tradición deben acostarse con un hombre antes de enterrar a su marido o tras tener un aborto.

'La hiena' también tuvo sexo con adolescentes tras su primera menstruación, a quienes se obligó a mantener relaciones con el acusado para marcar el paso de la niñez a la edad adulta. El ritual debe supuestamente enseñarles a convertirse en buenas esposas y protegerlas de enfermedades u otras desgracias que pudieran perjudicar a su familia o a su entorno.

Un tribunal de Nsanje, en el sur de Malaui, dictó este martes la sentencia condenatoria, una semana después de encontrarlo culpable de participar en esta práctica "ilegal" y "dañina" para las viudas. La sentencia de la sección 5 del Acta de Equidad de Género de Malaui no hace mención alguna al caso de las menores, ya que ninguna testificó en el juicio.

"El acusado no tiene en absoluto ninguna consideración hacia las viudas, ninguna dignidad ante las mujeres, y hay incluso dudas de que haya usado preservativos", ha dictado el juez, en una sala abarrotada de público.

El acusado, de 45 años, fue detenido por orden del presidente de Malaui, Peter Mutharika, el pasado julio, después de que la cadena británica BBC publicara una entrevista con él.

'La hiena' no solo admitió haber mantenido sexo con menores, sino que reconoció que no había informado a sus compañeras sexuales de que tenía el virus del VIH.

Grupos activistas han denunciado que el juicio no ha sido justo al haber sido ordenada su detención por el propio presidente del país africano.

Ahora 'La hiena' pasará 24 meses tras las rejas con trabajo forzado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate