Diario Vasco

Un vizcaíno se ahoga cuando practicaba surf en aguas de Lanzarote

Iker Artetxe, surfeando en la playa de Mundaka.
Iker Artetxe, surfeando en la playa de Mundaka. / Salitre
  • Conocidos de la víctima, de 34 años, atribuyen el fallecimiento a un ataque epiléptico, extremo que tampoco descarta la Guardia Civil

No era la primera vez que le ocurría. Al menos en otra ocasión, había padecido un ataque epiléptico cuando se encontraba en el agua, afirman quienes le conocían. Pero el episodio del pasado domingo resultó fatal. El surfista vizcaíno Iker Artetxe Bas 'Piwi', de 34 años, falleció en aguas de Famara, en Lanzarote, cuando disfrutaba de una de sus grandes pasiones. Al parecer, murió ahogado, después de sufrir convulsiones sin que nadie pudiera socorrerle. No obstante, la autopsia que se le practicará al cadáver en el Instituto de Medicina Legal de Arrecife determinará las causas de la muerte.

Como tantos otros vascos, el joven había elegido la isla canaria para disfrutar de sus vacaciones de otoño. «Iba a estar allí una o dos semanas», explicaba ayer el surfista Gorka Yarritu, que conocía tanto a Iker como a su hermano Kerman, habituales en las playas de Sopela y La Salvaje. «No era un recién llegado. Tenía experiencia. Había hecho bastantes viajes para surfear», señalaba todavía conmocionado por la noticia.

Los hechos ocurrieron el domingo por la tarde, cuando Iker se encontraba haciendo surf en en la playa de San Juan con un amigo que, de repente, «le perdió de vista», según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias. Sobre las 17.40 horas el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) recibió varios avisos que alertaban de la desaparición del surfista, que poco después fue localizado por su propio compañero en las rocas en parada cardiorrespiratoria.Maniobras de reanimación

Maniobras de reanimación

Una vez rescatado del agua, socorristas del servicio de playas iniciaron maniobras de reanimación al joven, a la espera de que llegara la ambulancia del SUC, según señaló el 112. El personal sanitario continuó después la reanimación cardiopulmonar con técnicas avanzadas durante más de media hora sin éxito, confirmando su muerte por ahogamiento. Patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de Teguise se personaron en la cala, junto con efectivos de la Policía Judicial, que se encargaron de realizar el levantamiento del cadáver. El Juzgado de instrucción número 4 de Arrecife, llevará las diligencias del caso.

Ayer, los padres y el hermano de Iker emprendieron viaje a Lanzarote. Mientras, en las playas y en el municipio de Sopela, donde había trabajado este verano como dependiente en una conocida tienda de ropa de surf, su inesperada muerte era el tema de conversación. «Parece que sufrió un ataque epiléptico y se ahogó», apuntaba también Jon Garai, conocido surfista getxotarra. Tampoco desde la Guardia Civil descartan que el joven sufriera algún tipo de ataque que provocara que le arrastrara la corriente. Ahora sólo queda esperar el resultado de la autopsia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate