Diario Vasco

«Un 'Ok' en WhattsApp puede resultar fatal»

El móvil y el volante es una mezcla muy peligrosa.
El móvil y el volante es una mezcla muy peligrosa. / FOTOLIA
  • Este domingo se celebra el Día mundial en recuerdo a las víctimas de accidentes de tráfico. Rosa María Trinidad, vicepresidenta y delegada de STOP Accidentes en Euskadi, habla de las principales distracciones al volante y los peligros que generan

Las carreteras siguen dejando familias rotas. Este año, por ejemplo, ya se han tenido que lamentar 39 muertes en Euskadi, además de las 330 personas que han resultado heridas en los diversos accidentes que han teñido de sangre las carreteras vascas. Hoy, como cada tercer domingo desde 2005, se celebra el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Edición que este año, en el País Vasco, tendrá lugar en los jardines de Alderdi Eder de San Sebastián.

Rosa María Trinidad, vicepresidenta y delegada de STOP Accidentes en Euskadi, la asociación que organiza esta jornada, habla del letal peligro de las distracciones conduciendo, circunstancias que provocan la mayoría de las colisiones que acaban con fallecimientos o lesiones graves. «No queremos más muertes por el 'factor humano'. Somos ambiciosos: es muy dificil, pero no imposible», asegura Rosa María, que se muestra contundente a la hora de hablar de los castigos por infracciones viales: «El Código Penal es muy blando, queremos que se endurezca y trabajamos para que aquellos que cometen violencia vial -no respetar, a sabiendas, las normas de tráfico- sufran todo el peso de la ley».

El sentido común siempre va a ser una de las mejores armas para evitar problemas en la calzada, por eso, la idea de manipular el teléfono móvil mientras se conduce no es lo más adecuado. «El uso de los teléfonos móviles es uno de los motivos principales de las tragedias. No es que usar el móvil provoque el accidente, pero su uso sí que puede generar una distracción que acaba en un accidente fatal», comenta Rosa María, quien también incide en el hecho de que «cualquiera en el día a día puede ver con asiduidad a conductores con el móvil en la mano, y eso es una gran barbaridad. Queremos creer que no son conscientes del gran riesgo que ello implica, pero es muy grave, y es una tendencia en aumento». «Por poner un simple 'Ok' en el WhatssApp yendo a 50 por hora recorres el equivalente a un campo de fútbol; apartas la vista un segundo y se te puede ir el coche, te puede pasar cualquier cosa» finaliza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate