Diario Vasco

El psicólogo encarcelado por la prostitución de menores en Vitoria les citaba en su despacho

Entrada al centro de menores.
Entrada al centro de menores. / JESÚS ANDRADE
  • El especialista había sido contratado por las instituciones alavesas como asesor en casos de jóvenes en situación de riesgo y violencia en la pareja

Los menores investigados por formar parte de una presunta red de prostitución que operaba desde un centro de menores de la Diputación de Álava han declarado que mantuvieron relaciones con el psicólogo que ha sido encarcelado por abusos sexuales en su despacho profesional. Algunos de los jóvenes han manifestado ante el juez que el adulto, cuando fijaba las citas para mantener sexo, les daba la dirección de la oficina en la que pasa consulta.

Por el momento, la única persona que ha ingresado en prisión tras la investigación abierta en octubre ha sido este psicólogo clínico, conocido por las instituciones alavesas y al que habían contratado en numerosas ocasiones para que se encargase del asesoramiento en casos de violencia de género en el seno de la pareja o el seguimiento de los casos de menores en situación de riesgo. portavoces oficiales de la Diputación de Álava han declarado que utilizaron sus servicios como experto hasta 2015. Hasta esa fecha se había encargado de prestar colaboración para las familias que adoptaban niños.

Con el Ayuntamiento de Vitoria mantenía todavía su relación como asesor de menores conflictivos, un asesoramiento que prestaba desde una oficina municipal situada en la calle Mateo Moraza, en pleno centro de la ciudad y que comparte edificio con los locales de los grupos políticos y la propia alcaldía. Este trabajo forma parte de los servicios que presta la empresa a la que contrató el Ayuntamiento para que prestase la atención a los menores.

El responsable político de los servicios sociales municipales, el concejal socialista Peio López de Munain, fue informado en octubre por responsables de la Diputación alavesa de que uno de los técnicos que trabajaba para el Ayuntamiento estaba siendo investigado, en referencia al psicólogo. El edil se reunió entonces con los responsables de la empresa para la que trabajaba el experto y les pidió que extremasen la vigilancia sobre su empleado y que no le permitieran tener trato con menores. Días más tarde fue detenido por agentes de la Ertzaintza, que se incautaron tanto del ordenador que tenía en las oficinas municipales como de los que usaba en su domicilio particular y en su despacho profesional. En el momento en el que se produjo el registro de la mesa de oficina desde la que desempeñaba su labor se encontró ropa interior de niña, sin que se haya podido saber por qué guardaba estas prendas en su lugar de trabajo.

Asistencia a la familia

Fuentes de la investigación han señalado que este especialista habría tratado a los padres de uno de los menores que formaba parte de la red de prostitución, momento en el que pudo conocer al joven. El experto es por el momento el único cliente de la red de servicios sexuales que ha entrado en prisión. El resto de adultos que pagaron a los menores a cambio de mantener relaciones no ha sido sometido a medidas restrictivas de su libertad. Según fuentes jurídicas, estas personas han declarado que los menores se anunciaban en páginas web como si ya fueran mayores de edad y que en ningún momento les comentaron que no habían cumplido aún los 18 años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate