Diario Vasco

Una suegra acaba en la cárcel por intentar romper el matrimonio de su hija

  • Guardó droga en la nevera de la pareja, llamó a la Policía y dijo que su yerno la había amenazado de muerte

La Sección III de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a una mujer a tres años de prisión por tráfico de drogas después de que esta acusara a su yerno de amenazarla de muerte y de poseer sustancias estupefacientes, que guardaba en la nevera.

La condenada, María Luisa D.V., de 55 años, convivía con su hija y su yerno en Zaragoza cuando llamó a la Policía denunciando las supuestas amenazas de muerte y la posesión de drogas con la intención de separarles, algo que el tribunal no pudo acreditar.

La acusada, que según el informe del médico forense presenta un trastorno psicótico, al llegar los agentes al domicilio familiar sacó de la nevera varias sustancias estupefacientes, de las cuales era poseedora ella con intención de destinarlas al tráfico.

Así, guardaba una bolsa con 10,32 gramos de anfetamina (speed), otra con 0,38 gramos y una última con 8,83 gramos de esta misma sustancia, además de dos pastillas de MDMA metanfetamina o éxtasis, cuyo valor en el mercado alcanzaría los 688,69 euros.

A pesar de que María Luisa D. V sostuvo en un primer momento que la sustancias eran de su yerno, en el acto de vista oral señaló que la droga era de una amiga de su hija que le había echado las cartas y le había dicho que ese hombre no era bueno para su hija, por lo que quiso separarles.

Además de la condena a tres años de cárcel por un delito contra la salud pública, la acusada tendrá que pagar una multa de 1.000 euros.

Por su parte, tanto la hija como el yerno han sido absueltos del delito contra la salud pública al no acreditarse que tuvieran conocimiento de la existencia de la droga en el domicilio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate