Diario Vasco

Un nuevo ERE deja sin empleo a 109 escoltas en Euskadi y Navarra

Un cargo público, protegido por dos escoltas en tiempos de ETA.
Un cargo público, protegido por dos escoltas en tiempos de ETA.
  • CC OO plantea que las vacantes como vigilantes privados se ofrezcan en primer lugar a los trabajadores despedidos mayores de 55 años

La empresa Ombuds Compañía de Seguridad S.A. ha presentado un ERE de extinción para la totalidad de los escoltas de Euskadi y Navarra, un colectivo que llegó a superar los 3.000 efectivos mientras ETA mantuvo la amenaza terrorista. En total, son 109 trabajadores afectados, doce en la comunidad foral y el resto (97) en el País Vasco.

La noticia se ha conocido por un comunicado de CC OO en el que el sindicato reconocía que, tras el anuncio el 20 de octubre de 2011 del final de la violencia etarra, estos trabajadores han sido «menos necesarios», pasando de una plantilla de 3.000 escoltas a los 109 actuales.

El sindicato subrayó que su «máxima prioridad» es garantizar el empleo de los escoltas, para lo que ha propuesto medidas «paralelas» al ERE, el séptimo que afecta a los escoltas. Entre las medidas ha citado un plan de reconversión del sector. El objetivo es ofrecer formación a los despedido que les ayude a su reincorporación como vigilantes en el sector de la seguridad privada.

El Congreso ha tratado diferentes iniciativas para recolocar a los antiguos escoltas que hicieron frente a la amenaza de ETA en puestos de trabajo relacionados con la seguridad de prisiones o para hacer frente a la violencia de género. La última vez que se trató este asunto fue en la Comisión de Interior del 18 de octubre, donde se aprobó una proposición no de ley a favor de la reinserción laboral de los que fueron calificados por la diputada socialista Zaida Cantera como «ángeles de la guarda».

Escoltas de Ombuds

CC OO ha insistido este lunes en el 'trasvase' hacia la seguridad privada para los 109 antiguos escoltas de Ombuds, planteando que las vacantes como vigilantes privados se ofrezcan en primer lugar a los trabajadores despedidos mayores de 55 años y a los de reducción de jornada por guarda de menor ya que son «los grupos más sensibles a la afección de este ERE».

Además, también han dicho que exigirán que al resto de compañeros se les ofrezca un puesto como vigilante «para paliar en lo posible la mayoría de las extinciones de los contratos».

El sindicato ha indicado que para los que no quieran optar por la reconversión y no quieran seguir en la empresa, está negociando «mejoras por encima del Estatuto, con complementos indemnizatorios con más días y por más meses». También plantearán que se incluyan conceptos salariales y también extrasalariales y mejoras para los mayores de 55 años con indemnizaciones superiores para este colectivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate