Diario Vasco

Pablo Ráez ingresa en el hospital para el trasplante de médula

Pablo Ráez ingresa en el hospital para el trasplante de médula
  • «Quiero que todo acabe y sé que pasará aunque me espera una gran prueba», asegura el joven, conocido por su lucha para incrementar la donación de médula

La mañana de este jueves el joven marbellí Pablo Ráez ha ingresado para ser sometido a un nuevo trasplante de médula en su lucha contra la leucemia. Lo ha anunciado él mismo a través de redes sociales en un emotivo mensaje en el que no se ha olvidado de la que ha sido otra de sus grandes batallas: fomentar la donación de médula osea, a la que sigue animando a sus seguidores. «Siempre fuerte, siempre. Concienciado hasta la médula. Voy a salir de esta, voy a superar este trasplante, voy a ser libre, voy a poder llevar una vida feliz, una vida sin preocupaciones médicas, voy a dejar de estar preocupado por mi salud, voy a vivir por fin la vida que quiero vivir», asegura.

Asegura que las últimas semanas han sido de reflexión sobre el camino que le queda por andar y que le ha costado aceptar. «Han sido semanas las que me han llevado aceptar lo que me espera y hoy puedo decir que lo he terminado de aceptar. De verdad que ha sido duro, mucha reflexión, mucha impotencia, mucha incertidumbre, pero no hay miedo. El miedo murió, el miedo se transformó en una fuerza abismal, el miedo me ha enseñado a ser fuerte. La muerte no es triste, lo triste es vivir con miedo, lo triste es no saber vivir, ya lo dije en su dia, pero cada día lo pienso. Estoy aqui sentado contemplando el agua,, el cielo, los árboles, los coches y soy tan feliz de poder contemplar y saborear este momento...».

Con su habitual optimismo y fortaleza que le han llevado a hacer viral su campaña a favor de la donación, Ráez reconoce las dificultades por las que ha pasado su vida desde que supo que el primer trasplante al que fue sometido hace un año, y que tuvo como donante a su propio padre, no dio el resultado deseado. Ahora, asegura, valora su vida más que nunca. «Mi vida ha sido difícil últimamente, pero solo me ha enseñado y me ha hecho crecer, por lo que estoy feliz. Quiero que todo acabe y sé que pasará aunque me espera una gran prueba. Constantemente me animo pensando que podría ser peor, que podria faltarme una pierna, que podría ser ciego completamente, y muchas cosas mas hacen que valore más mi vida. Es tan importante cuidarse y valorar la vida que tenemos que no somos conscientes de ello hasta que pasa algo».

Será este jueves cuando ingresará en las cámaras de trasplante. Fue el pasado 10 de octubre cuando el joven anunciaba que ya tenía donante, una joven de EE UU, con la que tiene una compatibilidad del 80% de los factores analizados en estos casos.

Pablo Ráez no se olvida de su campaña a favor de la donación para que otros enfermos tengan la oportunidad que ahora al él se le presenta. «Sigo insistiendo en la importancia de donar.Es un gran acto de bondad. Propuse llegar al millon de donantes en España, pero es muy complicado hacer esto solo. Ayudadme por favor, ayudadme toda aquella persona que le haya calado un poquito mi historia, mis palabras, para hablar de esto, para compartir esto, para concienciar a la población de lo importante que es ser generoso y ayudar a los demás de una forma tan sencilla y bonita. Entiendo que cualquiera pueda pensar que para qué, para qué donar... Pues decirle que lo primero donas por uno mismo y después por todo el que lo pueda necesitar, incluido tú mismo. Seamos un país generoso. Gracias a todos los que me apoyáis día a día, por la calle, en mensajes, por cartas, lo valoro y me sirve muchísimo», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate