Diario Vasco

El Gobierno ultima la reválida mientras Euskadi prepara su propia selectividad

  • El Ministerio de Educación se reunió ayer con las comunidades para debatir cuestiones técnicas de la prueba que desde este curso dará acceso a la Universidad

El Ministerio de Educación sigue adelante con el diseño y puesta en marcha de la prueba que dará acceso este curso a la Universidad, conocida como la reválida, y que sustituye a la actual selectividad. Ayer, el ministro Íñigo Méndez de Vigo se reunió en Madrid con representantes y directores generales de Educación de las comunidades para debatir aspectos técnicos de la nueva prueba. Ese encuentro deja claro que la petición de las comunidades contrarias a la Lomce de que se prorrogue un año más la actual selectividad está ya descartada y que los gobiernos autónomos deberán ajustarse a la normativa. El Departamento de Educación del Gobierno Vasco, que rechaza ese nuevo modelo, reiteró ayer que está diseñando su propia prueba en colaboración con la Universidad del País Vasco.

El texto que recoge los exámenes para los futuros universitarios, de 206 páginas, deberá aprobarse antes del 30 de noviembre y después pasar por el Consejo Escolar del Estado. La nueva prueba deja en manos a las comunidades las fechas y las preguntas de las pruebas mientras que el Ministerio determinará las asignaturas a examinar y lo que los estudiantes deben saber de cada materia. De esa forma se resta capacidad de decisión de los gobiernos autónomos sobre los contenidos a estudiar.

Hay otras diferencias que afectan a los alumnos. El borrador establece que los estudiantes se examinarán de materias de primero y segundo de Bachillerato, cuando hasta ahora solo entraban las asignaturas del último curso de esa etapa. Además permite realizar preguntas de test y abiertas, mientras que en el modelo anterior solo había temas para desarrollar. Habrá un mínimo de dos preguntas y un máximo de 15 en cada ejercicio.

Los alumnos de Bachillerato se examinarán de ocho materias, cuatro troncales - Filosofía, Historia de España, Lengua Castellana y Literatura e idioma extranjero- una troncal general, dos de la opción de Bachillerato elegida, y una específica. Cada examen durará 90 minutos con un descanso mínimo de 20 minutos.

Sin Navarra ni Cataluña

A la reunión de ayer solo faltaron Navarra y Cataluña, mientras que las comunidades gobernadas por el PSOE asistieron pero no participaron en el debate, consideran «una irresponsabilidad» intentar implantar una nueva prueba a estas alturas del curso. El Gobierno Vasco envió a un técnico del Departamento de Educación. La Consejería de Cristina Uriarte rechaza este modelo de reválida y ha anunciado en reiteradas ocasiones que prepara su propia selectividad en colaboración con la Universidad del País Vasco. La incógnita es la situación en la que quedarían los alumnos de Euskadi si no realizan el examen oficial del Ministerio de Educación de acceso a la Universidad.

Demanda ante el TSJPV

La reunión de ayer llegó después de que se supiera qur el Gobierno central ha demandado al vasco en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por no haber llevado a cabo la reválida de sexto de Primaria en el curso 2015-16, tal y como establece el calendario de la Lomce, lo que para el portavoz del Ejecutivo autonómico, Josu Erkoreka, es un «no tiene sentido».

En la comparecencia de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Gobierno, Erkoreka tachó esta demanda de «auténtico esperpento» después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya mostrado su intención de dejar sin efecto las reválidas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate