Diario Vasco

Belén napolitano, la representación más llamativa y trabajada del nacimiento

Espectacular representación del belén napolitano con figuras de gran detalle.
Espectacular representación del belén napolitano con figuras de gran detalle. / DV
  • El belén napolitano da gran peso e importancia a la fidelidad de la representación de los diferentes personajes presentes en la escena

El mundo está lleno de muy diversas tradiciones navideñas. El belén, o pesebre, es una de esas tradiciones inalterables que han llegado hasta nuestros días, transmitido de padres a hijos. Seguro que tienes algún recuerdo de niño montando el belén, incluso ya con unos años más, montándolo junto a tus hijos. Y seguro que no faltaba en tu familia la visita al espectacular belÉn que cada año se monta en la Plaza Gipuzkoa de San Sebastián. Auténtico sabor navideño.

La tradición del belén es una de las más arraigadas en la cultura católica. Se trata de realizar una representación, más o menos fidedigna, de la escena del nacimiento de Jesucristo.

Existen los belenes de dibujo, las esculturas de belenes (una de ellas decora uno de los pórticos de la Sagrada Familia), incluso los belenes vivientes. Éstos últimos han multiplicado su presencia en pueblos y ciudades, llegando a ser un atractivo turístico más.

Pero no todos los belenes tienen una representación de carne y hueso, eso sí, muchos de los belenes realizados con figuras no pierden ápice de espectacularidad, es el caso del pesebre napolitano. El belén napolitano ha dejado como legado su realismo a la hora de representar los diferentes personajes mediante figuras. Este factor es clave dentro del mundo del belén napolitano, pero también es representativo del arte y cultura napolitana, en general.

Todo un legado cultural del sur de Italia

Se dice que el belén napolitano, uno de los belenes más famosos del mundo, tiene su origen en la ciudad italiana de Nápoles, en el año 1025. A pesar de ello, el belén napolitano más antiguo del que se guarda algún ejemplar data del año 1340, de ese belén napolitano se conserva la Virgen María en el museo de San Martino.

En el tiempo fueron apareciendo diferentes tipos de belenes napolitanos, incluyendo una con figuras de mármol. Pero no sería hasta bien entrado el siglo XV que la profesión de escultor de figuras para el belén napolitano se instauró.

El éxito del belén napolitano fue in-crescendo, y en el siglo XVII comenzó a representarse no solo el propio nacimiento, sino también parte del mundo externo que rodeaba la escena. Tabernas, carnicerías o panaderías aparecían en las escenas, contraponiendo la pureza del nacimiento con el vicio y el pecado de la taberna. Un siglo más tarde también comenzaron a representarse personajes según su nivel social.

Si bien el montar el belén napolitano es una práctica venida a menos, sobre todo en el primer tercio del siglo XX, todavía se conserva como parte del patrimonio cultural napolitano. Es habitual encontrarse representaciones del belén napolitano en algunas casas e iglesias de la localidad italiana.

Ahora es tu oportunidad para poder hacerte con un belén napolitano como "Dios manda". Consigue las figuras más representativas y llamativas del belén: el niño Jesús, la virgen María, San José, la mula… Tu casa se llenará de auténtico sabor navideño, una explosión de júbilo en unas fechas tan entrañables.

Si este año quieres decorar tu hogar con el auténtico belén napolitano, ahora puedes con Promociones El Diario Vasco. Consigue cada semana una de las figuras de este espectacular belén por 4,95€ y deja con la boca abierta a tus familiares, amigos y vecinos. Tu hogar será la envidia de todos con el belén napolitano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate